Algunos de los caminos más complicados para ir a la escuela

Aunque a veces nos quejemos de que para ir a la escuela (o para llevar a los más pequeños al colegio) tenemos que andar más de lo habitual o coger un autobus o un tren o conducir… no deberíamos olvidarnos de que en algunos lugares del mundo, los estudiantes tienen que vérselas con trayectos excesivamente largos o con caminos peligrosos que tienen que recorrer todos los días si quieren recibir una educación.

Para llegar a la que es probablemente la escuela más remota del mundo, en Gulu, China, los alumnos hacen un viaje de 5 horas por la montaña por un estrecho camino. También en China, en Pili, los niños siguen un complicadísimo camino por las montañas. Al sur de China, en Zhang Jiawan, tienen que trepar por unas escaleras de madera verticales y sin ninguna medida de seguridad.

En Zanskar los niños tienen que cruzar el Himalaya indio mientras que en Lebak, Indonesia, lo que cruzaban para llegar a clase eran los restos de un puente colgante, aunque tras conocerse la historia el mayor productor de acero de Indonesia construyó un puente para que los niños pudieran ir al colegio con seguridad. No han tenido la misma suerte los alumnos de la escuela Dujianyian, en la provincia de Sichuan en China, que siguen teniendo que atravesar un puente en mal estado y a veces bajo muy malas condiciones climatológicas. En la India los hay que van por un puente de raíces de árbol.

En Colombia, hay niños que tienen que “volar” 800m por un cable a 400m sobre el río para llegar a sus clases, y en Padang, Sumatra, caminan sobre la cuerda floja también sobre un río. En Sri Lanka las niñas cruzan una tabla para llegar a su escuela.

Otros tienen que navegar ríos en barcas abarrotadas, en simples tablas o grandes flotadores, o viajar sobre animales o en carros llenos de niños que tratan de llegar a sus colegios. En todos estos casos lo que queda patente son las ganas de aprender de todos estos niños, ya que se enfrentan día tras día a grandes dificultades para llegar a sus respectivas escuelas.

 

Deja un comentario