Palabras en español cuyo significado en el pasado no te imaginabas.

El español es una lengua viva y como tal evoluciona, cambia, se adapta a nuevas necesidades… Hoy os presentamos un puñado de ejemplos de palabras que en el pasado tenían un significado diferente y que han ido cambiando a lo largo del tiempo. Os aseguramos que son sorprendentes.

Empezamos saludando. ¿Creeis que siempre se ha dicho “hola”? Pues no. Si nos remontamos a un pasado lejano nuestros antepasados se saludarían diciendo “hala”, mientras que “hola” se utilizaba únicamente para llamar a quien se consideraba de inferior clase social, algo así como “oye”. Y para despedirse… nada de nuestro clásico “adiós”, un “vale” era la despedida, del latín valere que significa “cuidarse”, algo así como cuando al separarnos de alguien le soltamos un “cuídate mucho”. El actual “adiós” es un derivado de “a Dios seas”.

Allá por el siglo XVII los aviones ya recorrían nuestro cielo, aunque en ese caso el término avión se utilizaba para referirse a un pájaro llamado vencejo. Si seguimos en el aire, la dedicada azafata no era quien conocemos ahora si no la dama que acompañaba a la reina y le acercaba lo que necesitaba en una bandeja llamada “azafate”.

Si algo era formidable no era todo lo genial que es ahora, más bien todo lo contrario. Su anterior uso era para referirse a algo “temible y que infunde asombro y miedo”.

En 1855 un semáforo no regulaba el tráfico, era un término zoológico que recogía a los insectos luminosos como las luciérnagas.

La terminología tecnológica también tiene un pasado. Si bien un ordenador en 1706 era aquél que ordenaba, una bombilla era un pajita para beber.

Y vosotros, ¿conocéis alguna otra?

Deja un comentario