Sistema británico vs. Sistema español: equivalencia de cursos.

sist. ing.-sist. espa.
sist. ing.-sist. espa.

A menudo nos consultáis por la equivalencia de los cursos entre el sistema británico y el sistema español, y la verdad que entre que los cursos tienen nombres distintos, que las etapas están divididas de diferente manera, que los exámenes al cambiar de ciclo son otros… es normal que a veces cueste.

Pues bien, con la intención de solucionar esas dudas hemos diseñado esta tabla con las equivalencias: por cursos, por ciclos y hasta por edad aproximada del alumno. ¡Esperamos que os sirva de ayuda!

Iñaki Gabilondo da una lección de periodismo en su investidura como Doctor Honoris Causa.

El pasado día 15 el periodista Iñaki Gabilondo fue investido Doctor Honoris Causa en la Universidad de Sevilla y en su discurso de investidura, además de mostrarse agradecido, dio una lección de periodismo llamando a la reflexión sobre el papel actual del periodismo en nuestros días: los efectos de la crisis, el impacto de las nuevas tecnologías, la facilidad de propagar noticias más o menos veraces… y la importancia de la ética en el periodismo para su supervivencia.

Es gratificante oir hablar con sentido común en los tiempos que corren.

“The happy prince”, Stephen Fry recitando a Oscar Wilde.

Hoy 16 de octubre se cumplen 165 años del nacimiento de Oscar Wilde. Escritor, poeta y dramaturgo de origen irlandés, su vida personal es tan interesante y conocida como sus obras. Autor de “El retrato de Dorian Grey” (su única novela), “La importancia de llamarse Ernesto” (considerada su obra maestra), “Salomé”, “Balada de la cárcel de Reading”, “El fantasma de Canterville”, “El crimen de Lord Arthur Saville” o su último escrito “De profundis”, entre otros. Fue uno de los referentes en Gran Bretaña del movimiento conocido como esteticismo con sus mordaces comentarios y vestir extravagante, hijo de intelectuales, demostró su gran inteligencia desde muy temprano, tras un desengaño amoroso con Florence Balcombe (que se casó con Bram Stoker), contrajo matrimonio con Constance Lloyd con quien tuvo dos hijos (Cyril y Vyvyan). En 1895, en pleno apogeo de su carrera, se enfrentó a un juicio por sodomía (penado con cárcel por aquél entonces) debido a un conflicto con el noveno marqués de Queensberry John Sholto Douglas, padre del supuesto amante de Wilde, lord Alfred Douglas, y fue condenado a dos años de trabajos forzados. Tras su salida de prisión, se reunió con lord Alfred cerca de Nápoles, aunque solo duró unos meses debido a las presiones familiares. Wilde finalmente se trasladó a París donde trabajó bajo el pseudónimo de Sebastián Melmoth y donde murió el 30 de noviembre de 1900.

Para celebrar su obra en un día tan señalado os dejamos con el cuento “The happy prince”, una fabula que trata de transmitir valores éticos y morales a niños y adultos, en esta ocasión recitada por Stephen Fry, quien en su momento se puso en los zapatos del propio Oscar Wilde en la película basada en la vida del autor titulada “Wilde”.

Los ganadores de los Premios Nobel 2019.

A lo largo de estos días, entre el 7 y el 14 de octubre, se han ido conociendo los nombres de los ganadores de los Premios Nobel 2019.

Los Nobel son los premios más prestigiosos del mundo y reconocen la aportación de una o varias personas (máximo 3 por categoría) al progreso y bienestar de la humanidad. Se llaman así en honor al científico, ingeniero, escultor, hombre de negocios, inventor (de la dinamita, entre otras 255 patentes) sueco Alfred Nobel ya que así lo especificó en su testamento y se conceden el 10 de diciembre, conmemorando el aniversario de su fallecimiento.

Los premiados de este año son:

Nobel de Química: John B. Goodenough, Stanley Whittingham y Akira Yoshino, inventores de la batería de ion-litio para teléfonos móviles, que ha permitido el avance de la electrónica portátil y de las energías renovables (solar, eólica) que hasta la aparición de estas baterías no tenían donde ser almacenadas.

Nobel de Medicina: William Kaelin, Sir Peter Ratcliffe y Gregg Semenza por su labor de investigación para averiguar cómo las células sienten y se adaptan a la disponibilidad de oxígeno.

Nobel de Física: James Peebles, Michel Mayor y Didier Queloz por su aportación a la comprensión de la evolución del universo y el lugar de la Tierra en el cosmos tras haber descubierto planetas más allá de nuestro sistema solar.

Nobel de Literatura: aunque se han comunicado dos nombres, es necesario aclarar que el galardón en la categoría de Literatura que no fue entregado el año pasado ha sido finalmente otorgado a Olga Tokarczuk y el que corresponde al año 2019 ha recaído en Peter Handke. De nuevo, el escritor japonés Murakami se quedó a las puertas.

Nobel de la Paz: el primer ministro de Etiopía Abiy Ahmed Ali, por sus esfuerzos para alcanzar la paz y cooperación internacional. En el camino se quedó la joven activista Greta Thunberg que sí comparte sin embargo el llamado Nobel Alternativo (Right Livelihood Award) con Aminetu Haidar, conocida como la Ghandi Saharaui.

Nobel de Economía: Abhijit Banerjee, Esther Duflo y Michael Kremer, por sus aproximaciones a nuevas vías para luchar contra la pobreza global, concentrándose en aspectos concretos y manejables: salud infantil, mejora de la educación.

Los premios de Física, Química y Economía son entregados por la Real Academia Sueca de Ciencias, los de Medicina y Psicología por el Instituto Karolisnka, el de Literatura por la Academia Sueca y el de la Paz por el Comité Nobel y cada materia está representada por una medalla, un diploma y una cantidad económica en función de los fondos de la fundación.

¿Qué es lo que más nos cuesta aprender de otros idiomas?

Aprender una lengua nueva tiene sus dificultades, está claro, pero ¿qué es lo que más nos cuesta aprender a los hispanohablantes en otros idiomas?

Si nos centramos en los idiomas más populares en España (según el CIS) estas son las dificultades más comunes:

Inglés: seguro que casi todos habéis adivinado la respuesta: los phrasal verbs. Y es que hay muchísimos, muchos de ellos tienen más de un significado que hay “adivinar” por el contexto, por lo que aprenderse una lista de memoria no es la solución definitiva.

Francés: la pronunciación de sus más de 15 vocales complica la fonética y solo la practica puede ayudar a mejorar la pronunciación de cada una de las variantes.

Alemán: las declinaciones. En español solo conjugamos los verbos, pero en alemán se declinan sustantivos, adjetivos, pronombres, artículos y números en función del caso: nominativo, acusativo, dativo o genitivo… a quienes habéis estudiado latín en algún momento seguro que sabéis de qué estamos hablando. Algo parecido sucede con el ruso, que también declina las palabras en función del caso, con el añadido de tener que aprender el alfabeto cirílico, claro está.

Italiano: en este caso en concreto, el problema está en que nos dejamos llevar por la idea de que “es parecido al español”, y pecamos de confiados. Por ejemplo, formar plurales es nuestro mayor problema, en italiano es -i en masculino y -e en femino, y no la -s que añadimos en español.

Portugués: la principal dificultad de los estudiantes de portugués es una combinación de la que se da en francés y la que sufren los estudiantes de italiano. El idioma es parecido al español y nos confunde y aunque existen las mismas cinco vocales pero con una enorme variedad de sonidos.

Japonés: saber que existen tres sistemas de escritura (kanji, hiragana, y katakana)y que se alternan dependiendo del contexto suena complicado.

Árabe: solo hay cuatro tiempos verbales: pasado, presente, subjuntivo y condicional, hasta ahí bien, pero (sí, siempre hay un pero) hay hasta diez formas distintas de formar verbos, añadiendo letras al verbo para obtener un nuevo significado relacionado con el verbo de origen.

Chino: el mayor problema con el que nos encontramos es con los cuatro tonos de pronunciación y una serie de fonemas que no existen en español. La mejor manera de progresar es escuchar mucho, para acostumbrar al oído a detectar estos sonidos y poder llevarlos a la práctica.

Rumano: su entonación, acento y la cantidad de sonidos que no existen en español hacen que la fonética sea nuestro punto débil en esta lengua.

Coreano: en español cambiamos la forma de dirigirnos a la persona que tenemos enfrente con un sencillo tú o usted por ejemplo, pero nos resulta difícil de entender cómo hay que cambiar la manera de hablar: de forma honorífica, formal o informal conjugando los verbos o adjetivos en función de quién sea el oyente.

Y vosotros, ¿estáis de acuerdo?, según vuestra experiencia, ¿qué os ha costado más a la hora de aprender un idioma?.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies