Las conclusiones del creador del informe PISA sobre la educación en España.

Esta semana se publicaba en varios medios una interesantísima entrevista con el alemán Andreas Schleicher, titulado en Física y Matemáticas, especializado en Estadística y padre del informe PISA (os recordamos que este informe es una prueba internacional organizada por la OCDE y que mide los conocimientos de los alumnos de 15 años en matemáticas, ciencias y lectura). Hoy nos queremos hacer eco de algunas de sus conclusiones sobre el sistema educativo español y su reforma.

Andreas Schleicher se muestra a favor del cambio que muchos centros educativos españoles ya está llevando a cabo: pasar de un sistema en el que se prioriza la memorización a otro en el que se hace hincapié en dar sentido a lo que se aprende, ser capaces de ponerlo en práctica, conectar los conocimientos de varias disciplinas entre sí… Afirma que este cambio hará que nuestros jóvenes estén mejor preparados para el mercado laboral actual, en sus palabras “Preparar a los estudiantes para su futuro, no para nuestro pasado”.

Pero insiste en que este cambio no se puede hacer de cualquier manera, hay que ayudar a los docentes a prepararse para la transición para que los cambios tengan éxito, hay que invertir en ellos, no se trata solo del número de docentes en activo si no de la calidad de la enseñanza de los mismos, que el entorno del alumno también influye en su aprendizaje, que en muchos casos los padres también nos resistimos al cambio porque es “lo desconocido”…

Analiza también el impacto que el cierre de los colegios durante la pandemia pueda tener en los resultados del próximo informe PISA (que será en 2022 ya que este año ha sido cancelado) y, efectivamente, teme que las diferencias sean mayores que en anteriores ocasiones: no todos los países participantes cerraron sus centros durante el mismo tiempo, no todos los alumnos tienen el mismo acceso a recursos digitales para continuar con su educación, algunos habrán aprovechado para reforzar su autoaprendizaje… pero para saber cuáles serán las consecuancias de la emergencia sanitaria en materia de educación aún tendremos que esperar un año.

Deja un comentario