Hedy Lamarr: actriz, guapa e inventora del precursor del Wifi

Hedy Lamarr (Viena, 9 de noviembre de 1914- Orlando, 19 de enero de 2000) es más conocida por su carrera como actriz, pero fue también una destacada inventora. Por eso, desde 2005, se conmemora el aniversario de su nacimiento celebrando el Día del Inventor. 

Su inteligencia fue tan destacable desde pequeña, que sus profesores pensaban que era superdotada. A los 16 años empezó sus estudios de ingeniería, aunque un par de años después los abandonó para volcarse en su faceta de actriz. En 1.933 protagonizó “Éxtasis”, la película la lanzó a la fama y causó un gran revuelo: era una de las primeras que trataba sobre la infidelidad de una mujer y Hedy Lamarr se convirtió en la primera actriz en salir completamente desnuda y que interpretaba un orgasmo en el cine comercial.

Friedich Mandl, empresario armamentístico afín al Partido Nazi, arregló con los padres de Hedy un matrimonio de conveniencia y así pasó a ser el primero de sus seis esposos. Durante su vida con él, la encerró en casa y la sometió a un estricto control, por lo que la carrera artística de Lamarr quedó suspendida. Situación que ella aprovechó para reanudar sus estudios de ingeniería.

Durante este “cautiverio”, Hedy Lamarr aprovechó para reunir información sobre la tecnología armamentística de los clientes y amigos de su marido y planear su fuga, ayudada por una sirvienta de la casa. Huyó a París, de ahí a Londres y despueś a Estados Unidos. En Estados Unidos se forjó su gran fama como actriz con películas como “Sansón y Dalila”.

Pero la gran aportación de Lamarr fue en realidad tecnológica: fue, entre otras cosas, la inventora del espectro ensanchado por salto de frecuencia que se utiliza en los GPS, Bluetooth y en las conexiones Wifi. La primera vez que Estados Unidos utilizó su patente fue en las Crisis de los Misiles con Cuba, aunque no fue hasta la década de 1980 cuando esta tecnología dejo de ser un secreto y empezó a aplicarse en tecnología civil.

Sin embargo, su labor no fue reconocida hasta después de su muerte. La propia Hedy Lamarr llegó a expresar su descontento al respecto, ya que si usaban su invento, ¿por qué no reconocían su trabajo?. Pues aparentemente porque se trataba de una mujer, hermosa y actriz.

¡La suya sin duda es una biografía de película!

 

 

 

 

 

Deja un comentario