Autora de más de 200 libros bajo ocho seudónimos diferentes

Alice Burford, Elbur Ford, Kathleen Kellow, Ellalice Tate, Philippa Carr, Victoria Holt y Jean Plaidy, o lo que es lo mismo, Eleanor Alice Burford, es una de las escritoras más productivas del pasado s. XX, con más de 200 libros escritos bajo alguno de sus ocho seudónimos entre 1.941 y 1.993 y de los que se han llegado a vender más de cien millones de ejemplares y se han traducido a una veintena de idiomas.

Nacida en Londres en 1.906, pese a venir de una familia de clase trabajadora, recibió una buena educación. Hablaba con soltura varios idiomas y ejerció de intérprete para turistas, estos la regalaban libros en sus idiomas, lo que siguió fomentando el interés que sentía desde niña por la lectura y la Historia.

A los 20 años se casó con George Percival Hibbert, un adinerado hombre de negocios mayor que ella, que puso a su disposición una gran biblioteca y la posibilidad de viajar por todo el mundo.

En la década de 1.930 empezó a escribir sus primeras obras: pequeños cuentos que se publicaban ocasionalmente en algún diario y una serie de novelas de gran volumen que no interesaron a ningún editor en aquellos momentos. No fue hasta 1.941 que se publicó su primera novela, “Daughter of Anna” bajo el nombre de Eleanor Burford, cuando firmó su primer contrato en el que se comprometía a escribir una novela al año.

En 1.945 empezó a publicar con el nombre de Jean Plaidy, bajo el cual llegó a publicar 91 libros, centrándose en la novela histórica con tal exactitud y perfección en la documentación que muchas de sus obras han sido utilizadas en colegios e institutos británicos para enseñar Historia.

Enviudó en 1.966, siendo ya una de las autoras británicas consagradas, pero siguió escribiendo una media de cinco libros al año sobre otros temas y con sus otros seudónimos: sagas históricas sobre reinas y personajes ilustres británicos, varios libros dedicados a la Corona Española de los Reyes Católicos (mostrando especial interés por la reina Isabel de Castilla), aunque también escribió novela negra o romántica.

¡Toda una figura de la literatura británica!

 

Deja un comentario