Las nubes: tipos y altura

Si eres de los que disfrutan mirando al cielo y quieres hacer algo más que pensar en la forma que tienen las nubes (que está muy bien), hoy te queremos ayudar a que amplies tu horizonte y también puedas saber qué tipo de nube estás observando.

Lo primero, ¿qué es una nube? Pues una nube es una “masa visible suspendida en la atmósfera, de color y densidad variables, formada por la acumulación de partículas diminutas de agua, o de agua y hielo, como consecuencia de la condensación del vapor de agua atmosférico”. 

El siguiente paso es conocer el criterio que se sigue para clasificar las nubes: se sigue un sistema internacional creado por Luke Howard (químico y meteorólogo inglés) a comienzos del siglo XIX, que las dividió en cuatro grandes categorías:

  • Cirros: penachos elevados y con forma de haz, compuestos por cristales de hielo.
  • Estratos: extensas capas nubosas que suelen traer lluvia continua.
  • Nimbos: nubes capaces de producir precipitaciones.
  • Cúmulos: nubes hinchadas, de base plana, y que cruzan el cielo veraniego.

Obviamente, con el paso del tiempo se han ido incluyendo en el sistema muchas combinaciones y subdivisiones y no solo esas cuatro categorías iniciales.

Las nubes se clasifican en función de:

  1. su desarrollo vertical: es decir, la altura que alcanza la nube desde su base. Si tienen poco desarrollo vertical y su tamaño horizontal es mayor que el vertical, son estratiformes. Pero si tienen gran desarrollo vertical, es decir altas y finas, son nubes cumuliformes.
  2. por la altura de su base: 

  • Nubes bajas: su base no supera los 2.000 metros de altura. Son los estratos (gran extensión horizontal y poca vertical, de tono gris pero no relacionadas con precipitaciones), los estratocúmulos (gran extensión horizontal y poca vertical, de tono y gris y sin precipitaciones pero formada por elementos individuales), los cúmulos (nubes separadas, de aspecto denso, mayor desarrollo vertical que horizontal y con base gris y y parte superior blanca) y los cumulonimbos (nube potente y densa, muy alta, base muy oscura a poca altura, la mayor parte de su cima es alisada y aplastada, de color blanquecino y suelen dar precipitaciones importantes).
  • Nubes medias: su base está entre los 2.000 y 6.000 metros de altura. Son los nimboestratos (capa continua, de color gris oscuro que no permite el paso de la luz y que producen precipitaciones continuas), los altoestratos (manto uniforme de  gran extensión horizontal y cierto desarrollo vertical, deja pasar algo de luz solar, produce precipitaciones continuas per no intensas) y los altocúmulos (manto nuboso de gran extensión horizontal de nubes individuales, entre grises y blancas y que no preoduce precipitaciones).
  • Nubes altas: su base está a más de 6.000 metros de altura. Son los cirros (de gran extensión horizontal pero no suele cubrir el cielo totalmente, con aspecto de filamentos, de color blanquecino, no suele dar precipitaciones), los cirroestratos (forman un velo transparente y blanquecino, no producen precipitaciones)y los cirrocúmulos (con la apariencia de un banco o capa de nubes de color blanco, compuesta de elementos muy pequeños colocados de manera regular, no dan precipitaciones y es lo que solemos llamar “borreguitos”).

¿A que después de leer esto tú también has intentado clasificar qué tipo de nubes hay hoy?

 

Deja un comentario