El invento sevillano para extraer electricidad de las plantas.

Pablo Vidarte, sevillano de 22 años, ha creado en su empresa BIOO un panel que colocado bajo un jardín de vegetación baja (césped, lechugas) de 10×10 puede abastecer de electricidad a una familia media americana. Asegura que estará listo en 2020 y, a diferencia de otros dispositivos generadores de energía renovable (como el sol o el viento), el suyo lo hace independientemente de las condiciones meteorológicas existentes.

Aprovechando el proceso de fotosíntesis de las plantas, con sus dos ciclos (oscuro y lumínico) en los que se crean sustancias orgánicas, gracias a las plantas, a sus propios sustratos y a la lluvia se puede obtener la energía necesaria. Se trata de una energía constante que solo dependería de que se cuidara la zona verde y que se podría instalar y utilizar no solo en jardines de casa sino en zonas verdes más grandes o con una vegetación de mayor tamaño para abastecer superficies mayores.

Vidarte lleva trabajando en el proyecto desde los 18 años, ha contado con fondos de la Unión Europea (los únicos públicos que ha recibido), actualmente está cursando Ingeniería Multimedia en Barcelona pero ya figura en la lista Forbes “Under 30” que incluye a los jóvenes europeos con más futuro en diferentes disciplinas, la tecnología de BIOO ha sido reconocida por Google siendo seleccionados como la empresa más disruptiva del año y su proyecto energético fue a la Exposición Internacional de Astana 2017 donde se encuentra expuesto de manera permanente, ha obtenido premios en Londres, Bucarest, París, Barcelona y Madrid. Aunque se queja de la falta de ayudas económicas a la investigación en España resalta que en nuestro país, pese a todo, hay grandes proyectos de investigación que además están copando los puestos de finalistas en competiciones europeas, aunque desafortunadamente muchos de estos investigadores tengan que salir de España para poder seguir trabajando.

Deja un comentario