Un niño de 13 años encuentra un tesoro vikingo enterrado hace más de 1.000 años.

El pasado mes de enero Luca Malaschnitschenko de 13 años y su profesor René Schön, aficionados a la arqueología, estaban explorando en el norte de la isla Rügen, en Alemania, cuando gracias al detector de metales que llevaba el joven Luca encontraron lo que en un primer lugar pensaron que era un trozo de aluminio. Tras inspeccionarlo descubrieron que se trataba de una moneda de plata.

La oficina de arqueología del estado les pidió mantener el hallazgo en secreto mientras que se movilizaban los profesionales hasta que este fin de semana se encontró el tesoro completo. Tanto Luca como René fueron invitados a formar parte de la excavaciones en un área de unos 400 metros cuadrados y que ha sacado a la luz collares, perlas, broches, un martillo de Thor, anillos y cerca de 600 monedas.

Luca y René en las excavaciones

Según los arqueólogos el tesoro proviene del reinado de Harald Gormsson, también conocido por Harald Diente Azul a raíz de que tenía un diente muerto de color azul según algunos , y es de gran importancia ya que es uno de los pocos casos en los que un descubrimiento corrobora las fuentes históricas además de ser el mayor relacionado con Diente Azul encontrado en la región sur del mar Báltico.

Harald Gormsson reinó en lo que ahora se conoce como Dinamarca: el norte de Alemania, el sur de Suecia y algunas partes de Noruega entre los años 958 y 986 aproximadamente. Dirigió campañas militares contra los nobles francos que gobernaban en algunas partes de Francia y Alemania durante la época Carolingia. En 950 se conviritó al cristianismo estableciendo varias diócesis en Dinamarca. Alrededor del año 980 el rey vikingo se vió obligado a huir a Pomerania después de que las fuerzas fieles a su hijo Sweyn Forkbeard le derrotaran en una batalla naval y Forkbeard se hiciera con el trono. Antes de su marcha, dejó trás de sí una Dinamarca convertida al cristianismo y unificada, según los historiadores

Schaprode, el lugar del descubrimiento, se encuentra a unos kilómetros de Hiddensee donde ya en el s.XIX se encontraron 16 piezas de oro que datan de la misma época. Se cree que el tesoro fue enterrado en la misma etapa en la que Gormsson huyó a Pomerania, donde finalmente falleció en torno al año 987.

Representación de Harald Diente Azul.

La figura de Harald Diente Azul es tan importante que las empresas de tecnología escandinavas llamaron “Bluetooth” en su honor a la conexión inalámbrica de los aparatos digitales. Incluso el logo de esta tecnología fue creado juntando las runas hagall y berkana, es decir HB, las iniciales de Harald Blatand, su nombre en danés.

Deja un comentario