Cómo pedir disculpas en inglés sin decir I’m sorry.

Ya lo decía sir Elton John en su canción “Sorry seems to be the hardest word”, pedir disculpas nunca es sencillo así que hoy queremos facilitaros la tarea de hacerlo en inglés. Más allá de del archiconocido I’m sorry o My apologies, ambos con un caracter más bien formal, existen otras maneras de disculparse más coloquiales que seguro nos son utiles a todos en más de una ocasión. Combiene tener en cuenta que si el fallo es muy importante o el arrepentimiento muy grande o las disculpas a ofrecer tienen que ser muy sinceras, todas estas expresiones se pueden enfatizar combinándolas con el habitual I’m sorry…¡Empezamos!

I messed up: un lo arruiné o cometí un error. Se puede utilizar de manera formal e informal.

I screwed up: mismo significado que el ejemplo anterior para más informal.

I fucked up: con más énfasis que los dos primeros ejemplos pero eso sí, solo aconsejamos su uso en un ambiente muy informal, hacemos hincapié en el muy.

I blew it: se utuiliza en situaciones un poco informales e implica arrepentimiento al cometer un error que estropea la oportunidad de hacer algo.

My bad: literalmente, culpa mía. Se puede utilizar en ambiente tanto formal o informal por ejemplo para pedir disculpas cuando se choca accidentalmente con alguien o se comete un pequeño error o descuido.

I dropped the ball: un ejemplo un poco más elaborado aunque ligeramente informal. Aunque no sea su traducción literal al español, su significado es no cumplí con mi deber, y se ha de utilizar cuando se trata de errores debidos a una negligencia o un descuido.

Whoops: uy, ups, vaya… También conocido como Oops, una exclamación sencilla y rápida cuando estamos entre amigos y familiares y se nos cae algo, chocamos con alguien o cometemos algún error tonto por ejemplo.

¿A que más de uno estabáis cantado este estribillo mientras leíais el último ejemplo?:)

Ya sabéis lo que se dice, cometer errores es de humanos y de sabios pedir perdón, así que ahora ya no tenemos excusa para no entonar el mea culpa cuándo y cómo sea necesario.

 

 

Deja un comentario