Los títulos y subtítulos no llevan punto

Esta es una duda que nos planteamos muchas veces, pues bien, la respuesta es no, es innecesario el uso del punto (.) en los renglones de títulos y subtítulos, según las reglas de uso de este signo de puntuación.

Este empleo inapropiado del punto es infrecuente que lo veamos en los textos impresos, pero si nos lo encontramos a menudo en blogs, periódicos digitales, o artículos académicos.

La Ortografía de la lengua española especifica que nunca se usa el punto tras los títulos y subtítulos de libros, obras de arte, artículos, capítulos, apartados, secciones, etc., aun cuando aparecen aislados y tampoco se usa el punto final en los títulos y encabezamientos de tablas y cuadros.

Es un error que se comete frecuentemente y que afea mucho los documentos.

¿En qué otros casos no es necesario el uso del punto?

A veces, el uso del punto delimita con otros recursos tipográficos, os presentamos seis casos, según la ortografía de la lengua española, en que tampoco es necesario su uso;

  • En nombres de autores; Si el nombre del autor aparece sólo en una línea.
  • En dedicatorias; Porque son diferenciados por la tipografía.
  • En los pies de imagen; al pie de fotografías, ilustraciones…entre otros, se suelen cerrar sin punto, a no ser que el pie sea extenso, y que tenga estructura oracional, que entonces si se optaría por el punto final.
  • En eslóganes; Excepto si dos o más enunciados se separan por puntuación interna
  • En enumeraciones en forma de lista; cuando la enumeración consiste en palabras o textos muy breves, excepto el último, que debe llevar un punto (También se suelen separar con una «coma»).
  • Y por último, en direcciones electrónicas; No se incluye el punto al final de la dirección de un correo electrónico, cuando es el único texto en una línea, o no cierra un enunciado.

En un próximo artículo, os contaremos el uso del punto con otros signos, como los de interrogación o de exclamación, o los puntos suspensivos, así como comillas, paréntesis, corchetes y guiones.

Deja un comentario