Origen de las expresiones con “carajo” como: Vete al carajo

¿Alguna vez te has preguntado de dónde vienen las expresiones españolas con la palabra carajo? Tenemos muchas:

Vete al carajo, no vale un carajo, me importa un carajo, está más lejos que el carajo, más (…bueno,alto,aburrido,divertido) que el carajo….

¿De dónde vienen estas expresiones?

El carajo era, en términos náuticos, una canasta en la parte más alta del palo mayor de un barco, donde se situaba el vigía. Este sitio era muy inestable y obviamente estar ahí mareaba.

Cuando un marinero cometía una falta, una manera de castigarle era “mandarle al carajo” durante un tiempo que podía ser considerable. Cuando bajaba, el marinero estaba mareado y tambaleante, y obviamente “no valía un carajo“, pero estaba tranquilo durante un tiempo.

Así que si queréis mandar a alguien al carajo…..ya sabéis dónde le estáis mandando.

carajo

Deja un comentario