Premio Nobel de Química 2017 para los creadores de la Criomicroscopía Electrónica

El siguiente Nobel en ser anunciado, fue el de Química, que el martes pasado recayó en los tres investigadores Jacques Dubochet (ciudadano suizo, trabaja en la Universidad de Lausana, Suiza), Joaquim Frank (nacido en Alemania, trabaja en la Universidad de Columbia, EEUU) y Richard Henderson (nacido en Escocia, trabaja en la Universidad de Cambridge, Reino Unido). La Real Academia de las Ciencias de Suecia se ha decantado por este trío  por “desarrollar la criomicroscopía electrónica para la determinación estrcutural en alta resolución de biomoléculas en soluciones”, o como dijo el propio Secretario General de la Academia : “un método guay para ver moléculas”. 

 

Los logros individuales de cada uno de ellos les han llevado ahora a recoger el premio juntos: ya desde los años setenta Henderson fue un pionero en el desarrollo de detectores directos de electrones y en 1990 utilizó un microscopio electrónico para generar una imagen en tres dimensiones de una proteína con resolución atómica. Frank hizo que la tecnología fuese más fácil de aplicar de forma general. Dubochet fue el creador de la técnica de congelamiento ultra-rapido que permite ver las moléculas nítidamente con el microscopio.

Gracias a su trabajo, los investigadores ahora pueden congelar biomoléculas y visualizar procesos que no se habían podido ver hasta ahora, descubrimiento decisivo para ayudar en el entendimiento de la química de la vida y en el desarrollo de medicinas. 

Deja un comentario