Hallan la partícula que es su propia antimateria tras 80 años de investigación

El físico Paul Dirac allá en 1.928 ya formuló una ecuación que predecía que todas y cada una de las partículas fundamentales del Universo tienen una “antipartícula”, o lo que es lo mismo: un gemelo idéntico pero con carga eléctrica opuesta. De esta manera, cuando una partícula se encuentra con su antipartícula, se aniquilan la una a la otra provocando un breve destello de energía. Unos 5 años después Carl David Anderson descubrió el positrón, el opuesto al electrón, y que fue la primera antipartícula de antimateria.

En 1.937 Ettore Majorana predijo la existencia de las partículas llamadas fermiones (entre las que se incluye protón, neutrón, electrón, neutrino y quark) que son materia y antimateria a la vez. Pues bien, aunque se ha tardado 80 años, el equipo de físicos dirigidos por los profesores Jing Xia y Kang Wang y siguiendo el plan elaborado por Shoucheng Zhang, de Stanford, ha conseguido encontrar la evidencia de que los “fermiones de Majorana” existen tal y como ha publicado la revista “Science”.

El conocido como “fermión quiral” ha sido el elegido para la investigación, y aunque los experimentos han sido largos y complicados, el resultado ha sido claro y marca un antes y un después en este campo. El físico Zhang, que sugiere llamar al descubrimiento realizado por él y su equipo “partícula ángel” en referencia a la bomba que una hermandad secreta pretende utilizar para destruir el Vaticano y cuyo poder procede de la aniquilación de materia y antimateria en la novela “Ángeles y demonios”, cree que los fermiones de Majorana podrían usarse para construir ordenadores cuánticos que no se vean afectados por el ruido ambiente (uno de los mayores obstáculos para su desarrollo).

Deja un comentario