Estudiar en una Universidad de Reino Unido, 1ª parte: ventajas, porqué es importante elegir bien, matriculación y financiación.

Hace unos días estuvimos en un interesante seminario sobre las ventajas de estudiar en la universidad en Reino Unido, de los trámites a seguir, el coste, etc. y queremos compartir la información con vosotros. Durante los próximos días os vamos a resumir todo lo que aprendimos, hoy los primeros pasos a seguir: elegir estudios y centro, solicitud de matrícula y financiación.

Hay muchas razones para cursar una carrera en una universidad de Reino Unido: la principal es el nivel de inglés que se alcanza viviendo allí y que ampliará tus horizontes, además la experiencia internacional adquirida es muy valorada por empresas de todo el mundo, la Enseñanza Superior en el Reino Unido es altamente reconocida (4 de las 6 mejores universidades del mundo están allí), network internacional: conocerás compañeros de todo el mundo (valiosa experiencia para un panorama profesional cada vez más globalizado), apoyo financiero al 100% por parte del gobierno británico… Pero vayamos paso a paso.

En primer lugar, hay que elegir bien tanto los estudios universitarios como la universidad que mejor se adecúe a nuestras necesidades. En UK hay más de 700 centros de enseñanza superior, con mayor o menor nivel de exigencia, con diferente dificultad de acceso, desde las llamadas “de élite” (Cambridge y Oxford, por ejemplo) hasta las más modernas (donde los requisitos de entrada son menos exigentes para ampliar las posibilidades de acceso del alumno) pasando por todas aquellas que tienen el nombre de la ciudad en la que está ubicadas delante de “University” (y que suelen ser para alumnos con cierta capacidad económica). De igual modo, el emplazamiento del centro educativo influye tanto en el precio de la matrícula como del alojamiento, transporte, etc. Así que como véis, hay multitud de opciones y solo hay que buscar la que mejor se adapte a vosotros.

El siguiente paso es cumplimentar la solicitud de matrícula, puedes hacerlo desde la web de UCAS  : documento de identidad, nota de la educación secundaria, una declaración de intenciones personal, dos referencias de tus profesores, jefes de estudios, etc. e incluso una carta de recomendación que te abra las puertas al mercado laboral no está de más (aunque de esto ya hablaremos más adelante). En cualquier caso, es conveniente tener claro a qué universidad quieres aplicar porque cada una puede solicitar unos requisitos u otros, como un examen oficial que acredite el nivel de inglés por ejemplo. También es esencial haber decidido a qué universidad quieres asistir para tener en mente los plazos de inscripción, de nuevo pueden variar entre un centro y otro: por ejemplo para el curso 2018/2019 el 15/10/2017 terminaba el plazo para inscribirse en Medicina, Odontología y Veterinaria en todas las universidades así como para todos los cursos en Cambridge y Oxford y el plazo anticipado para las Universidades Top 100; el 15/01/2018 es la fecha límite para las universidades más solicitadas; el 24/03/2018 fecha límite para las matrículas post-15 de enero (no se recomienda pasarse de esta fecha); el 30/06/2018 es el cierre oficial del plazo de matrícula en las universidades. Algunas agencias que prestan su ayuda para asesorarte y hacer la mejor elección y guiarte con todos los trámites, pueden llegar a ofrecer matricularse después de los plazos siempre y cuando sea en alguna de sus universidades asociadas (siempre va a ser alguna de las más modernas) y dependerá de si estos centros han cumplido con la cuota esperada de alumnos o no. Ya sabéis, calendario en mano y que no se os haga tarde.

Las tasas académicas en Reino Unido son de aproximadamente 9.000 libras por curso, pero el gobierno británico las financia al 100% a través de la Student Loans Company (SLC de aquí en adelante). Hay que cumplir unos ciertos requisitos para poder solicitar la financiación:

  • Matrícula en una universidad pública (no financian cursos en instituciones privadas)
  • Financiación para casi todas las carreras, pero es conveniente revisar la lista porque generalmente no se obtiene financiación para estudios relacionados con el arte, por ejemplo.
  • Se puede obtener 4 años de financiación como máximo
  • Si se ha cursado algún estudio superior previo, este se descontará del número máximo de años de los que puedes disfrutar de la financiación.
  • No hay límite de edad para hacer la solicitud
  • Solo para residentes en Reino Unido y ciudadanos de la Unión Europea

Este dinero lo solicita el estudiante (que en adelante es quien se tendrá que hacer cargo de su devolución) pero no lo recibe él directamente, sino que SLC le abona directamente a la universidad el coste de la matrícula: 25% del importe total en el primer plazo, otro 25% después de Navidad y el 50% restante después de Semana Santa. (Por eso si un estudiante deja el curso sin terminar tendrá que devolver la cantidad que haya supuesto su estancia allí en función de los plazos que se hayan abonado a la universidad).

Hay diversos planes de devolución, pero nos detenemos en el más común y el que se aplica en los casos de estudiantes que no residen en UK. Los pagos empezarían el mes de abril posterior a tu graduación y siempre y cuando tu salario supere las 21.000 libras anuales. Es decir, pagas en función de lo que ganas, no de lo que tienes y este pago se considera un impuesto sobre la renta. Dicho de manera sencilla: si tu salario anual no supera las 21.000 libras anuales no pagas, cuando superas esa cantidad empiezas a pagar (para que os hagáis una idea la cantidad mínima a pagar son 7€/mes), si por la circunstancia que sea tu salario desciende y no llegas al mínimo dejas de pagar… es cierto que se aplica un interés entre el 0-3%, pero también asciende o descenciende en función de tus ingresos. Transcurridos 30 años, se cancelará lo que te falte por abonar de la financiación.

Para los residentes en Reino Unido es la propia empresa en la que trabajen la que sustraerá esa cantidad del salario y lo pagarán a las autoridades tributarias. Para los no residentes supone mantener una cuenta bancaria en UK para hacerle el pago a Student’s finance y mantener a SLC informado sobre tu dirección, trabajo, enviar una nómina periódicamente, etc. Como los salarios no son iguales en todos los países, el salario anual mínimo con el que deberás empezar a abonar tus pagos y la cantidad del pago están calculados también, no te olvides de consultarlo.

Tras estos pasos ya tenemos completa la parte más burocrática del proceso, por decirlo de alguna manera, ya ya estamos más cerca de nuestro destino, pero ¿qué pasa si no reunimos las condiciones necesarias para acceder a la universidad? Pues ahí entra en juego el llamado Foundation Year, del que os hablaremos en el próximo artículo. Sin olvidarnos de lo importante que es encontrar un alojamiento o cómo cubrir gastos durante la estancia en Reino Unido e incluso cómo hacer buen uso de la financiación del gobierno británico si quieres realizar estudios de postgrado.

Deja un comentario