Elvira Sastre, o cómo ser poeta en los tiempos que corren.

Es agradable ver que todavía hay quien apuesta por la poesía y gana la partida. Elvira Sastre es un claro ejemplo de ello. Con solo 25 años se declara poeta y orgullosa de poder vivir de ello, y razones no le faltan.

Ha sabido valerse de la tecnología para darse a conocer y promulgar su obra, comenzó con su blog “Relocos y recuerdos”, donde entre otras cosas iba publicando sus poemas, y a día de hoy cuenta con multitud de seguidores en las redes sociales. Pero además de mostrar su trabajo en internet, cuenta también en su haber con tres obras impresas y publicadas “La soledad de un cuerpo acostumbrada a la herida”, “Baluarte” o “Cuarenta y tres maneras de soltarse el pelo”.

Además de escritora, es traductora (“Los hijos de Bob Dylan”) y filóloga inglesa, co-autora de “Tú la Acuarela/Yo la Lírica” junto a Adriana Moragues, ha traducido al inglés las canciones del disco “La Deriva” de Vetusta Morla y es una cara conocida en jornadas culturales y recitales-concierto para los que los más habitual es que se agoten las entradas.

 

Deja un comentario