Las correcciones de puño y letra de Joyce.

Como cada 16 de junio desde 1954 se celebra el Bloomsday, un acontecimiento anual en honor de Leopold Bloom, personaje principal de “Ulysses” de James Joyce. La fecha no es al azar sino que se trata del día en el que empieza la novela, que a su vez es la fecha en la que el autor comenzó a cortejar a la que se convertiría en su esposa, Nora.

Que la obra es una de las más influyentes del s.XX es innegable, y que se ha escrito infinidad de estudios sobre su argumento una obviedad. Por eso nosotros hoy para unirnos a esta celebración literaria preferimos recordar una anécdota que nos ha parecido muy curiosa sobre su proceso de publicación.

Debido a su contenido un tanto subido de tono para la época, a Joyce le resultó complicado encontrar a un editor que se arriesgara a publicar su obra hasta que finalmente la librera norteamericana, propietaria de la librería “Shakespeare &Co” en París, Sylvia Beach, que nunca había editado nada, accedió. James Joyce en realidad no había terminado de escribir “Ulysses” aunque se había publicado con anterioridad algún capítulo suelto en alguna revista, de hecho siguió escribiendo y añadiendo texto a las galeradas, las impresiones de prueba del texto antes de su versión definitiva, a las que también añadió multitud de correcciones.

Viendo el resultado final de estos “apuntes” nos compadecemos un poco del trabajo que tuvieron ante sí la valiente editora y su impresor Maurice Darantière, pero nos parece una maravilla ver este documento con las anotaciones del puño y letra del propio Joyce.

Deja un comentario