“The happy prince”, Stephen Fry recitando a Oscar Wilde.

Hoy 16 de octubre se cumplen 165 años del nacimiento de Oscar Wilde. Escritor, poeta y dramaturgo de origen irlandés, su vida personal es tan interesante y conocida como sus obras. Autor de “El retrato de Dorian Grey” (su única novela), “La importancia de llamarse Ernesto” (considerada su obra maestra), “Salomé”, “Balada de la cárcel de Reading”, “El fantasma de Canterville”, “El crimen de Lord Arthur Saville” o su último escrito “De profundis”, entre otros. Fue uno de los referentes en Gran Bretaña del movimiento conocido como esteticismo con sus mordaces comentarios y vestir extravagante, hijo de intelectuales, demostró su gran inteligencia desde muy temprano, tras un desengaño amoroso con Florence Balcombe (que se casó con Bram Stoker), contrajo matrimonio con Constance Lloyd con quien tuvo dos hijos (Cyril y Vyvyan). En 1895, en pleno apogeo de su carrera, se enfrentó a un juicio por sodomía (penado con cárcel por aquél entonces) debido a un conflicto con el noveno marqués de Queensberry John Sholto Douglas, padre del supuesto amante de Wilde, lord Alfred Douglas, y fue condenado a dos años de trabajos forzados. Tras su salida de prisión, se reunió con lord Alfred cerca de Nápoles, aunque solo duró unos meses debido a las presiones familiares. Wilde finalmente se trasladó a París donde trabajó bajo el pseudónimo de Sebastián Melmoth y donde murió el 30 de noviembre de 1900.

Para celebrar su obra en un día tan señalado os dejamos con el cuento “The happy prince”, una fabula que trata de transmitir valores éticos y morales a niños y adultos, en esta ocasión recitada por Stephen Fry, quien en su momento se puso en los zapatos del propio Oscar Wilde en la película basada en la vida del autor titulada “Wilde”.

Deja un comentario