Nuestros consejos para estudiar online.

Quienes que ya tienen una experiencia previa con videoclases o cursos online, están acostumbrados a sacarle el mayor partido al e-learning. Pero para quienes se han visto ahora forzados a incluir esta forma de aprendizaje en sus rutinas puede que, al principio, les cueste un poco más adaptarse. No hay que preocuparse, que aquí estamos para ayudaros.

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, llevamos años implementando videoclases y cursos online, así que os presentamos un recopilatorio de consejos desde nuestra experiencia, con ideas de nuestros profesores y gracias a lo que nuestros alumnos nos han aportado. Aplicamos todo esto a la situación actual en la que nos encontramos (en circunstancias normales habría que tener en cuenta otro tipo de factores, no nos engañemos).

¡Allá vamos!

Lo primero es asegurarse de tener un lugar adecuado: una mesa sobre la que trabajar, una silla cómoda, una iluminación adecuada, buena ventilación… que todo lo que necesitáis esté al alcance de la mano, ya sean libros, papel y bolígrafo para tomar nota, etc. Aseguraos de que el dispositivo con el que vayáis a dar clase esté cargado (aunque tengáis el cargador cerca, por si acaso), y que tiene una buena conexión a internet. Dejad fuera de vuestra zona de estudio las posibles distracciones como el móvil o la televisión.

Esto es obvio, pero a veces se nos olvida: vístete para tu clase. Que sí, que estamos todos en casa sin movernos, pero por muy tentadora que sea la idea no es adecuado dar la clase en pijama. Además, la “obligación” de arreglarnos es buena para todos, ayuda a tener una sensación de normalidad, te mantendrá un rato entretenido y además todos bien limpitos y vestiditos nos vemos mejor, y eso siempre anima. De igual manera, hay que respetar a los profesores y no comer durante las videoclases, por ejemplo.

Diseña un plan de estudios: ten claro qué día(s) y a qué hora tienes clase y organiza tus sesiones de estudio posteriores: el lunes estudio esta asignatura de tal hora a tal hora, el martes esta otra en este horario… Insistimos, la sensación de rutina es un truquillo psicológico. Además, el trabajo bien organizado siempre se hace mejor. Aprovechad que estos días todos tenemos más tiempo que ocupar y tómatelo en serio, esto es una pausa en la normalidad, pero después volveremos a la realidad y a los exámenes y ahora puedes aumentar tus horas de estudio para mejorar tus futuros resultados.

Pero no todo es estudiar, está claro, es importante hacer pausas, y a lo largo de estas semanas tan intensas no os olvidéis de mantener una buena alimentación e hidratación, intentar hacer algo de ejercicio físico o estiramientos (la espalda se resiente con facilidad), y por supuesto reservad unas horas al día para el ocio y el descanso necesarios. El equilibrio es esencial para que todo encaje y funcione a la perfección.

Y vosotros, ¿cuáles son vuestros trucos más efectivos para estudiar online?. Animaos a compartirlo con todos nosotros en nuestra sección de comentarios, seguro que le estáis dando ideas útiles a más alumnos en vuestra situación.

Deja un comentario