La original solución de esta profesora para sacar el máximo provecho a sus clases online.

Y es que es bien sabido que la necesidad agudiza el ingenio. Pero esta solución no nos la esperábamos…

Hablamos de Carmen Castrejón, una profesora de California, que como tantos otros se vio obligada a dar clases online de un día para otro. Acostumbrada a trabajar en un colegio con ingresos bajos y que no puede proporcionarles muchos recursos, sentía que a sus clases les faltaba algo para hacerlas más dinámicas: poder compartir con sus alumnos sus apuntes. Algo que se puede hacer fácilmente siempre y cuando se gaste dinero en comprar las herramientas necesarias, aunque esta ingeniosa profesora encontró una solución sencilla y económica:

Ella misma ha sido la encargada de compartir su “invento” en las redes sociales para que sirva de ayuda a otros profesores o alumnos que se encuentren en una situación similar. Se trata de un lapicero pegado con cinta adhesiva en la parte trasera del portátil que sujeta un CD (puede ser otro objeto reflectante pequeño, ella buscaba un espejo de un tamaño adecuado pero no tenía a mano), con un contrapeso, situado en un lugar estratégico encima de la cámara que envía el reflejo de su bloc de notas, ¡y funciona! Eso sí, acordaros de utilizar un programa que invierta la cámara o lo verán al revés.

Deja un comentario