Después de 3,700 años esta tabla babilónica ha cambiado la historia de las matemáticas

Hace ya muchos años que la tabla Plimpton 322 intrigaba a historiadores y matemáticos. Esta tabla babilónica de hace 3700 años se descubrió en el sur de Iraq a principios de 1900. Y hasta ahora no se sabía bien para qué servía.

El equipo de la universidad New South Wales (UNSW) en Australia parece haber descubierto su uso: es una tabla trigonométrica extremadamente precisa. Es más, hasta ahora se consideraban a los griegos como inventores de la trigonometría, con Hiparco como su inventor. ¡Pero esta tabla es anterior a los griegos en 1500 años!

¿Que calcula la tabla?

Todos conocemos el famoso Teorema de Pitágoras que relaciona el cuadrado de la hipotenusa de triángulos rectángulos con el cuadrado de los catetos. Es decir a^2+b^2=h^2

Esta tabla consiste en 15 filas de esas relaciones de triángulos rectángulos, decreciendo en altura. Es decir…. muestr a los resultados del Teorema de Pitágoras, años antes que Pitágoras. La parte izquierda de la tabla está rota, y todo parece demostrar que tenía 6 columnas y hasta 38 relaciones triangulares.

No sólo eso, es que esta tabla es MUY precisa. ¿Por qué? Porque no usa el sistema decimal que usamos hoy en día (mucho más natural porque tenemos 10 dedos en las manos y en los pies), sino un sistema de base 60 (como los puntos de un reloj).
En un sistema decimal sólo hay 2 fracciones enteras del 1 al 10 ( un medio, 0,5, y un quinto, 02). El resto no son fracciones enteras, lo que hace que sea más difícil ser preciso sin calculadoras u ordenadores.
En un sistema en base 60 hay muchas más fracciones enteras, y así podían obtener números precisos sin necesidad de aproximar.

Todo indica que esta tabla se usaba como referencia para hacer cálculos durante las construcciones de palacios, templos, pirámides etc.

Os dejo la explicación de uno de los doctores que participó en este reciente descubrimiento del significado de Plimpton 322. En este enlace tenéis más información sobre su trabajo.

 

Deja un comentario