Polígonos inscritos y circunscritos.

Para despedir esta semana os dejamos con uno de los vídeos más recientes de nuestro canal, en esta ocasión sobre los polígonos inscritos y circunscritos: qué son, diferencias entre ellos, sus propiedades…

Recordad que si tenéis dudas, si os surge alguna pregunta mientras hacéis los deberes o preparáis un examen, si simplemente sentís curiosidad… podéis encontrar más vídeos de matemáticas, física, etc. en nuestro canal de Youtube.

“Oh my God”, “Oh my Gosh”, “Oh my goodness”: ¿cuál es la diferencia?

Todos hemos escuchado cualquiera de estas tres expresiones en multitud de ocasiones, incluso muchos las utilizamos, pero ¿cuál es la diferencia entre ellas?, ¿por qué a veces se utiliza una y a veces otra?, ¿cómo saber cuándo hay que hacer uso de cada una de ellas? OMG! ¡cuántas dudas! Vamos a intentar solucionarlas todas.

Para empezar, el significado de las tres es exactamente el mismo: expresar un sentimiento de sorpresa, de shock, de disgusto, excitación, nerviosismo… Hasta ahí bien, ¿entonces? ¿las podemos utilizar al libre albedrío? Pues sí…y no. Nos explicamos.

“Oh my God” siempre se ha considerado ofensivo ya que rompe uno de los mandamientos cristianos: no usar el nombre de Dios en vano, y es una blasfemia. Aunque hoy en día las normas son un poco más relajadas en general y los límites entre qué es correcto o incorrecto están un poco más difuminados (nos referimos a cuestiones de uso del lenguaje, nada más) no es una expresión demasiado elegante.

“Oh my Gosh” es un eufemismo y suena muy parecido al original, pero es menos ofensivo. Además, al ser tan similar deja margen para una maniobra in extremis y cambiar God por Gosh en el último momento si te arrepientes, como hacemos en español con “¡mierrr…coles!” o “¡jooo…pe!”, por ejemplo. Pero al igual que en esos casos, hay quien dice que se trata de una expresión pasada de moda y hasta con una connotación un poco infantil.

“Oh my Goodness”, la tercera en discordia. Suena similar aunque no tanto como el ejemplo anterior, pero es la opción considerada como más elegante, formal y no ofensiva de las tres.

Importante avance: el investigador español Joan Massagué descifra el origen de la metástasis.

Es la noticia de esta mañana y no podíamos evitar hacernos eco de ello por las importantes implicaciones que puede tener en el futuro: el investigador español Joan Massagué y el equipo que lidera en el Instituto Sloan Kettering de Nueva York han descifrado el origen de la metástasis.

Si hasta ahora se había asumido que una mutación genética en las células del tumor primario las habilitaba para moverse a otros órganos e iniciar la metástasis, los nuevos descubrimientos de Massagué y su equipo sostienen que las células que extienden el cáncer a otros órganos y desencadenan la metástasis reprograman ciertas células reactivando genes que estaban “apagados” y convirtiéndo así a algunas de ellas en células madre regenerativas. O dicho de una manera más sencilla: estas células hackean un mecanismo de reparación natural del cuerpo y así extienden el cáncer a otros órganos, como un proceso de curación de heridas que sale mal: “la regeneración del tejido equivocado (el tumor) en el lugar equivocado (los órganos distantes)” según explica el propio Massagué en el artículo publicado en Nature Cancer.

Sin profundizar más en cuestiones y términos médicos complicados de entender para los que no somos especialistas, nos quedamos con el gran trabajo realizado por el equipo y con esta buena noticia que ahora se convierte en la casilla de inicio para futuras investigaciones y posibles curas y tratamientos que permitan reducir la mortalidad del cáncer.

“The Glass Menagerie” con English Theatre Madrid.

Empezamos la semana con una recomendación: “The Glass Menagerie” (“El Zoo de Cristal” en su traducción al español) de Tennesse Williams de la mano de la compañía English Theatre Madrid.

Los días 28 y 29 de febrero y 1 de marzo, podéis disfrutar de la puesta en escena de una de las obras maestras de Williams. Estrenada en 1944, con importantes elementos autobiográficos, retrata a una familia del sur de Estados Unidos en 1930: Amanda Wingfield, la madre dominante y abandonada por su marido; Laura, la hija con un impedimento físico y que colecciona animales de cristal frágiles como ella; Tom, el hijo escritor frustrado; Jim O’Connor, amigo de la familia y pretendiente soñado por Amanda para su hija; y el ausente padre de quien se hace referencia a lo largo de la obra.

La representación, como es habitual, será en inglés, así que ¡qué mejor excusa para practicar!.

Aquí tenéis todos los detalles sobre fechas, horarios y lugar de las representaciones y sobre la compra de entradas.

¿Quieres conocer tu nivel de inglés?

La gran mayoría de las ocasiones que viene un nuevo alumno de inglés nos vemos en la misma situación: no saben cuál puede ser su nivel aproximado cuando les preguntamos. Pues bien, si este es tu caso o si simplemente tienes curiosidad, puedes probar a completar el test Comprueba tu nivel de Inglés-Inglés General en la página de Cambridge Assessment English.

Se trata de responder un total de 25 preguntas y en función del resultado de respuestas acertadas os indicarán un nivel aproximado dentro de los indicados en el Marco Común Europeo.

¡Animaos y contadnos luego vuestros resultados!