Disfruta de la ópera del Metropolitan durante la cuarentena.

El mundo de la cultura está haciendo un despliegue de medios a lo largo de estas semanas para ayudarnos a llevar mejor la cuarentena. Desde autores y editoriales ofreciendo descargas de libros gratuitas, teatros que comparten sus representaciones online, cantantes haciendo conciertos en streaming desde sus casas… Todo para hacernos el encierro más llevadero y demostrar, una vez más, el importante papel que juegan en nuestras vidas y que esperamos podamos compensar llenando salas y comprando libros cuando volvamos a las calles.

Hoy compartimos con vosotros una de esas propuestas (prometemos proponeros más), la de The Metropolitan Opera, que desde su página web nos invita a una ópera diferente cada velada. A las 7.30 pm EST cada día se estrena una nueva ópera que estará disponible durante las 20 horas posteriores, con una programación diferente cada semana.

Del 30 de abril al domingo 5 de abril nos encontramos con piezas como “El barbero de Sevilla” de Rossini o “Macbeth” de Verdi, entre otros.

Echadle un vistazo porque pese al encierro, es un honor disfrutar de la oportunidad de disfrutar de una ópera en primera fila. Y las horas de ocio siguen siendo necesarias.

¿Por qué es tan importante mantener unos correctos hábitos de estudio durante la cuarentena?

Estamos viviendo una circunstancia excepcional, incómoda, que genera intranquilidad y desmotiva, muchos de nosotros estamos teletrabajando o aburridos de estar en casa… y parece que nos olvidamos que nuestros hijos están viviendo la misma situación. Efectivamente, ellos se enfrentan a la misma situación desconcertante: para muchos la formación online es una novedad, la carga de trabajo es diferente, el qué pasará con sus exámenes, etc.

Pero hay algo que venimos repitiendo: es esencial que los alumnos no pierdan los hábitos de estudio correctos.

Un buen hábito de estudio hay que crearlo desde pequeños y se tarda en ello: acostumbrarles a ir a clase, a tener horarios, a hacer deberes y estudiar, a tener un lugar de estudio adecuado, etc. De la misma manera que se les habitúa a lavarse los dientes después de comer, por ejemplo, insistiendo día tras día hasta que lo asimilan y lo hacen por sí mismos. Pero ¿qué sucede cuando en ese proceso se deja de insistir en que tiene que lavarse los dientes? pues que lo dejarán de hacer. Exacto, lo mismo sucede con los hábitos de estudio, y poner esa “maquinaria” en funcionamiento una vez parada es complicado (más según van creciendo).

Por eso es importante que tengamos esto en mente y que les ayudemos a mantener las buenas costumbres y la motivación.

Recordad que unos hábitos de estudio correctos ayudan a:

  • Que ganen confianza en sí mismos a la hora de realizar pruebas, exámenes, etc.
  • El estudio les dota de los conocimientos necesarios para enfrentarse al día a día y a su futuro laboral.
  • Desarrollar sus capacidades lingüísticas y cognitivas (atención y memoria, por ejemplo).
  • Les ayuda a madurar y desarrollarse como personas.
  • Implica constancia y perseverancia, factores fundamentales para el éxito tanto personal como profesional.
  • Les ayuda a ser capaces de adaptarse con mayor facilidad a diferentes tareas y situaciones.

¿Os imagináis el impacto negativo que tendría que se descuidara la educación de los más pequeños y jóvenes durante 5 meses como se ha discutido estos últimos días?

Si necesitáis auyuda al respecto: refuerzo de diferentes asignaturas y niveles así como sistemas educativos, clases esporádicas y puntuales, tutorías de 30 minutos para orientar al alumno, etc. tenéis a vuestra disposición Refuerzo a un clic. Y si tenéis cualquier consulta, no dudéis en contactar con nosotros, estaremos encantados de ayudaros.

Nuestros consejos para estudiar online.

Quienes que ya tienen una experiencia previa con videoclases o cursos online, están acostumbrados a sacarle el mayor partido al e-learning. Pero para quienes se han visto ahora forzados a incluir esta forma de aprendizaje en sus rutinas puede que, al principio, les cueste un poco más adaptarse. No hay que preocuparse, que aquí estamos para ayudaros.

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, llevamos años implementando videoclases y cursos online, así que os presentamos un recopilatorio de consejos desde nuestra experiencia, con ideas de nuestros profesores y gracias a lo que nuestros alumnos nos han aportado. Aplicamos todo esto a la situación actual en la que nos encontramos (en circunstancias normales habría que tener en cuenta otro tipo de factores, no nos engañemos).

¡Allá vamos!

Lo primero es asegurarse de tener un lugar adecuado: una mesa sobre la que trabajar, una silla cómoda, una iluminación adecuada, buena ventilación… que todo lo que necesitáis esté al alcance de la mano, ya sean libros, papel y bolígrafo para tomar nota, etc. Aseguraos de que el dispositivo con el que vayáis a dar clase esté cargado (aunque tengáis el cargador cerca, por si acaso), y que tiene una buena conexión a internet. Dejad fuera de vuestra zona de estudio las posibles distracciones como el móvil o la televisión.

Esto es obvio, pero a veces se nos olvida: vístete para tu clase. Que sí, que estamos todos en casa sin movernos, pero por muy tentadora que sea la idea no es adecuado dar la clase en pijama. Además, la “obligación” de arreglarnos es buena para todos, ayuda a tener una sensación de normalidad, te mantendrá un rato entretenido y además todos bien limpitos y vestiditos nos vemos mejor, y eso siempre anima. De igual manera, hay que respetar a los profesores y no comer durante las videoclases, por ejemplo.

Diseña un plan de estudios: ten claro qué día(s) y a qué hora tienes clase y organiza tus sesiones de estudio posteriores: el lunes estudio esta asignatura de tal hora a tal hora, el martes esta otra en este horario… Insistimos, la sensación de rutina es un truquillo psicológico. Además, el trabajo bien organizado siempre se hace mejor. Aprovechad que estos días todos tenemos más tiempo que ocupar y tómatelo en serio, esto es una pausa en la normalidad, pero después volveremos a la realidad y a los exámenes y ahora puedes aumentar tus horas de estudio para mejorar tus futuros resultados.

Pero no todo es estudiar, está claro, es importante hacer pausas, y a lo largo de estas semanas tan intensas no os olvidéis de mantener una buena alimentación e hidratación, intentar hacer algo de ejercicio físico o estiramientos (la espalda se resiente con facilidad), y por supuesto reservad unas horas al día para el ocio y el descanso necesarios. El equilibrio es esencial para que todo encaje y funcione a la perfección.

Y vosotros, ¿cuáles son vuestros trucos más efectivos para estudiar online?. Animaos a compartirlo con todos nosotros en nuestra sección de comentarios, seguro que le estáis dando ideas útiles a más alumnos en vuestra situación.

Gracias a todo el equipo de Smyth Academy por su esfuerzo estos días de coronavirus.

Hoy quería publicar un post diferente.

Dicen que en los malos tiempos es cuando se mide a la gente. Si es así, tengo mucha suerte en Smyth Academy.
En un periodo de pandemia, donde casi todas las PYMES están haciendo ERTEs, y las academias no pueden continuar (mucha gente no quiere pensar en formarse en estos momentos), no puedo mas que agradecer la gran labor de mi equipo.

Han respondido rápidamente, echando horas y esfuerzo para cambiar las pocas clases que nos quedaban presenciales a modalidad online, vigilar que la calidad de servicio se mantenía y mantener nuestro nivel de educación trabajando desde casa.

GRACIAS a todos, Mila, Mari Cruz (especialmente a ellas dos porque han trabajado como jabatas), Emily y demás profesores.
Buen trabajo a todos, así da gusto.

La formación en Smyth Academy SIGUE. ¿Qué es una pandemia para nosotros?

Ahora….a por más.

OpenBoard, una pizarra para tus clases online.

Con esta situación excepcional que todos estamos viviendo, la enseñanza online ha cobrado mayor importancia (si cabe).

Llevamos tiempo hablando de las ventajas de este formato de clases: evita desplazamientos, permite una mayor flexibilidad horaria, las clases se pueden dar desde cualquier sitio y desde prácticamente cualquier dispositivo con una buena conexión a internet y son igual de dinámicas a través del vídeo en directo, etc. Por todos esos motivos en la academia hace ya tiempo que se han convertido en una de nuestras opciones más populares (y si aún no conocéis nuestras videoclases, no dudéis en contactar con nosotros y os informaremos encantados).

Pero si queréis ir un paso más allá y necesitáis otro tipo de herramienta para que vuestras clases sean aún más efectivas, OpenBoard es lo que los influencers llamarían un “must”, algo que hemos descubierto a través de nuestra propia experiencia.

Se trata de una pizarra, ya que aunque muchas plataformas ya incorporan la suya propia en la mayoría de los casos es un poco incómoda de utilizar o con ciertas limitaciones para algún tipo de clases que necesiten de símbolos, etc. Es una herramienta gratuita para Windows, Linux y Mac OSX, fácil de usar, con todo lo que puedes necesitar en un software de este tipo, pensado y diseñado para profesores, para poder compartirla a través de la pantalla de la plataforma que utilices para tus clases de online (y de este tema hablaremos en otro artículo a lo largo de estas semanas).

Puedes utilizar OpenBoard directamente con tu ratón, pero si dispones de una tableta gráfica mejor aún (aunque manejar este tipo de tableta también requiere un mínimo de práctica, avisamos).

Así que ya sabéis, si buscáis una herramienta sencilla y económica, tan económica que es gratuita, para mejorar vuestras clases online, esta es sin duda nuestra recomendación estrella.

Aquí os dejamos con un tutorial sobre cómo utilizar OpenBoard: