Las falsas citas atribuidas al Quijote, en las redes sociales, vuelven a salir.

Cada cierto tiempo salen citas atribuidas a personajes famosos o a grandes obras que nunca dijeron aquellos o no contienen estas. En los últimos días circulan citas falsamente atribuidas a nuestro libro estrella: El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha.

Lo curioso es que son fácilmente refutables…aunque para ello hay que mostrar un mínimo interés en contrastar las noticias. Recordamos que existen ediciones digitales del Quijote.

Por ejemplo Junio de este año salió en la redes sociales, referiéndose a un partido político:

Tengo por costumbre querido Sancho que, en viendo el burro venir, ya de lejos me apercibo sin confundirme, de las patadas que pudiera propinarme, por tanto mi fiel escudero fijate en los andares y si viéndolo retorcido y mal encarado vieres que arranca sin compostura, hazte a un lado, que de estos con mala idea, sucios y desaliñados mejor no tener contacto. Y hay que tener cuidado con tal calaña, que de ser menester utilizan a las más tiernas criaturas y hasta pretenden adoctrinarlas y que salgan de su mala hueste con títeres y cabalgatas. Y cuidado amigo Sancho que son los mismos que luego cobran de berberiscos y de otros que más allá someten a sus pueblos y ello, tanto mal vestidos cuando procede el buen hábito, como vestidos de la más cursi casta, cuando no es tan menester. ¡¡¡¡¡¡ Grande CERVANTES !!!!!!!

La última de estos días, Agosto del 2020 es:

«Sabio Don Miguel de Cervantes que describe, con casi cinco siglos de antelación, la España actual: “Querido Sancho: Compruebo con pesar, como los palacios son ocupados por gañanes y las chozas por sabios. Nunca fui defensor de los reyes, pero peores son los que engañan al pueblo con trucos y mentiras, prometiendo lo que saben que nunca les darán. País este, amado Sancho, que destrona reyes y corona piratas, pensando que el oro del rey será repartido entre el pueblo, sin saber que los piratas solo reparten entre piratas.»

Ninguna de las dos aparece en el libro, ni en la primera ni en la segunda parte, como se puede comprobar fácilmente haciendo una búsqueda.
Tampoco aparecen en Internet, buscando en Google, antes de esas fechas.

Pero hay muchas más, algunas que hemos usado tanto que cualquiera juraría que pertenecen al Quijote. Por ejemplo:

  • Ladran, Sancho, señal que cabalgamos“. Parece que puede ser de un poema de Goethe, entre otros posibles orígenes, pero NO aparece en el Quijote.
  • Cambiar el mundo, amigo Sancho, que no es locura ni utopía, sino justicia“. Preciosa frase…pero no aparece en el libro.
  • Con la iglesia hemos topado, Sancho“. Aparece la frase “con la iglesia hemos dado”, pero no con el mismo sentido.
  • De grandes cenas están las sepulturas llenas
  • Al bien hacer jamás le falta tiempo

Y seguro que aparece más. ¿Sabéis de alguna? ¡Enviádnosla!

Recordad…siempre contrastad lo que veáis en las redes sociales.

“La luz genital” es el mejor lapsus lingüístico.

Tras el concurso a nivel mundial lanzado en las redes por el director de Fundeu BBVA para votar por el mejor lapsus lingüístico, ya tenemos ganador: “La luz genital”, lapsus protagonizado por Juan Pich Y Pon, alcalde de Barcelona en los años 30 cuando quiso hablar de la luz cenital que se podía disfrutar en un restaurante recién abierto en la Rambla de Barcelona.

Con un 57% de los votos se ha impuesto al finalista “cólico frenético”. Pero entre las 16 finalistas nos encontramos con otras perlas lingüísticas de Pich Y Pon, que por lo visto eran tantas que a él se debe la expresión catalana “voz piquiponada” para referirse a los errores lingüísticos de este tipo. Además de la ganadora, son obra suya también “coleccionista sifilítico” cuando quiso decir que a su sobrino le gustaba la filatelia y la “calígula veraniega” en lugar de canígula para hablar de la temporada de mayor calor del verano.

Repasemos cómo fue la evolución de las votaciones, en las que además de las arriba mencionadas hay expresiones de otros personajes famosos así como muchas escuchadas en lugares públicos, autobuses, calles, etc.

¿Echáis de menos algún lapsus que no esté en la lista? ¡Podéis dedirnos cuál en los comentarios!

¡Feliz San Valentín!, aunque… ¿sabemos por qué se celebra hoy?

Como cada 14 de febrero muchos pasarán el día flotando en una nube, soltando corazoncitos a su paso, con eso de “Love is in the air” resonando en la cabeza… bueno, vale, quizá esté exagerando un poco. Otros tantos estarán hartos de tanta cursilería en el ambiente y diciendo eso típico de “San Valentín es un invento de los grandes almacenes”. Pero, ¿lo es?, ¿sabéis cuál es el origen de esta fecha?. Nosotros os lo contamos.

Para empezar vamos a romper el mito de que sea idea de los centros comerciales. Es verdad que han sabido sacarle el máximo provecho, pero igual que han hecho con otras festividades cristianas como la Navidad, sin ir más lejos.

Sí, habéis leído bien: festividad cristiana. El Día de San Valentín tiene un origen incierto, en el que encontramos dos posibles teorías que incluso pueden estar relacionadas. Y, curiosamente, ambas tienen un toque ligeramente macabro y religioso.

Primera teoría:

Por un lado tenemos la teoría de la conmemoración de las buenas obras de san Valentín de Roma. En la Roma del siglo III, cuando el emperador Claudio II prohibió el matrimonio entre los jóvenes con la excusa de que solteros y sin hijos eran mejores soldados. Un sacerdote llamado Valentín casaba a los soldados con sus damas a escondidas, incluso cuando el emperador había prohibido el cristianismo. Al enterarse Claudio II, el sacerdote fue capturado con intención de que se excusara, regañarle y echarle del país. Pero la influencia de los altos funcionarios hizo que el emperador mandara decapitar a Valentín.

Mientras estaba en prisión esperando su ejecución, se cuenta que un oficial, un custodio, o un juez de prisiones, no está claro el cargo, en un intento de humillarle le propuso el reto de curar la ceguera de su hija Julia, invidente de nacimiento. El bueno de Valentín aceptó y pasó los días reza que te reza pidiendo que la joven pudiera ver. Durante su traslado a la plaza pública para la ejecución, el sacerdote le dio una nota a Julia, ella pudo leer “Tu Valentín”, ¡oh, milagro!. Aunque de nada le sirvió a este defensor del amor (de quien se dice que se enamoró de la joven), fue ejecutado igualmente. Era un 14 de febrero del año 270. Cuenta la leyenda que la joven Julia plantó un almendro en su tumba, árbol considerado símbolo del amor y la amistad.

En el año 494 el papa Gelasio I designó el 14 de febrero como el Día de San Valentín, en honor al sacerdote, festividad que ha estado incluida en el calendario litúrgico de la Iglesia Católica hasta que el Concilio Vaticano II de 1969 la eliminó.

Segunda teoría:

Aquí rizamos el rizo. Dicen las malas lenguas que en realidad el papa Gelasio I lo que quería era terminar con la celebración pagana de llamada Lupercalia. Una fiesta dedicada a la fertilidad en la que se sacrificaban perros y cabras para desollarlos y hacer látigos con sus pieles. Durante la celebración las mujeres esperaban ser golpeadas con estos látigos impregnados de la sangre de los animales, ya que creían que esto les otorgaría fertilidad. La prohibición de la celebración de Lupercalia coincide con la instauración de la festividad de San Valentín por parte del papa. Qué casualidad…

Así que ya veis, un origen nada idílico para una fiesta tan romántica. ¡A quererse mucho todo el mundo se ha dicho!

Sabia frase de Lincoln…

Porque a veces perdemos de vista que lo que nuestros hijos aprendan hoy, es lo que conformará a los adultos que lleguen a ser el día de mañana. Cuánto mayor sea su conocimiento, su educación, cuánto mayor variedad de puntos de vista pueda ver… mejor preparado estará cuando sea un adulto.

O en palabras de Abraham Lincoln: