¿Quién dijo que el parte meteorológico es aburrido?

Es un tópico que todos tenemos en mente, que el parte meteorológico es aburrido, pero os aseguramos que eso es porque no habéis visto el de esta presentadora de la BBC adoptando los acentos de las diferentes regiones a las que se refería. ¡Escuchadla con atención!

25 expresiones en inglés que harán que te expreses con fluidez (Parte 3).

Empezamos la semana con la tercera entrega de “25 expresiones en inglés que harán que te expreses con fluidez”. Una tabla en la que podréis aprender más frases y expresiones útiles y coloquiales que dotarán vuestro inglés de una mayor naturalidad y soltura.

Y no os olvidéis de que podéis repasar la Parte 1 y la Parte 2 tantas veces como queráis.

Continuará…

Querido inglés, ¿por qué nos lo pones tan difícil?

Que no cunda el pánico, la diferencia entre el sonido de una palabra y otra es tan sutil que es muy fácil confundirlas, tanto al hablar como al escuchar. Si os sirve de consuelo, es algo que les sucede a los angloparlantes nativos también.

Se trata de palabras homófonas, es decir, son términos que suenan igual pero cuyo significado es distinto y se escriben de manera diferente. Y en español también tenemos unos cuantos: echo (del verbo echar) y hecho (del verbo hacer), asta (refiriéndose al cuerno de un animal) y hasta (preposición), arte (como disciplina que engloba pintura, escultura, etc.) y harte (del verbo hartar)…

Así que mucho cuidado, a practicar, agudizar el oído y …reírse en la medida de lo posible de los inevitables malentendidos que los homophones nos puedan crear porque ¡seguro que lo harán!

25 expresiones en inglés que harán que te expreses con fluidez (Parte 2)

Como ya estamos a las puertas del fin de semana y parece que todos tenemos un poco más de tiempo libre (además el clima no acompaña), os dejamos con la segunda parte de nuestra lista de expresiones en inglés que te aportarán fluidez a la hora de hablar y escribir en este idioma, para que aprovechéis algún momento sin nada que hacer y la semana próxima podáis sorprender con alguna frase nueva.

“Oh my God”, “Oh my Gosh”, “Oh my goodness”: ¿cuál es la diferencia?

Todos hemos escuchado cualquiera de estas tres expresiones en multitud de ocasiones, incluso muchos las utilizamos, pero ¿cuál es la diferencia entre ellas?, ¿por qué a veces se utiliza una y a veces otra?, ¿cómo saber cuándo hay que hacer uso de cada una de ellas? OMG! ¡cuántas dudas! Vamos a intentar solucionarlas todas.

Para empezar, el significado de las tres es exactamente el mismo: expresar un sentimiento de sorpresa, de shock, de disgusto, excitación, nerviosismo… Hasta ahí bien, ¿entonces? ¿las podemos utilizar al libre albedrío? Pues sí…y no. Nos explicamos.

“Oh my God” siempre se ha considerado ofensivo ya que rompe uno de los mandamientos cristianos: no usar el nombre de Dios en vano, y es una blasfemia. Aunque hoy en día las normas son un poco más relajadas en general y los límites entre qué es correcto o incorrecto están un poco más difuminados (nos referimos a cuestiones de uso del lenguaje, nada más) no es una expresión demasiado elegante.

“Oh my Gosh” es un eufemismo y suena muy parecido al original, pero es menos ofensivo. Además, al ser tan similar deja margen para una maniobra in extremis y cambiar God por Gosh en el último momento si te arrepientes, como hacemos en español con “¡mierrr…coles!” o “¡jooo…pe!”, por ejemplo. Pero al igual que en esos casos, hay quien dice que se trata de una expresión pasada de moda y hasta con una connotación un poco infantil.

“Oh my Goodness”, la tercera en discordia. Suena similar aunque no tanto como el ejemplo anterior, pero es la opción considerada como más elegante, formal y no ofensiva de las tres.