“Oh my God”, “Oh my Gosh”, “Oh my goodness”: ¿cuál es la diferencia?

Todos hemos escuchado cualquiera de estas tres expresiones en multitud de ocasiones, incluso muchos las utilizamos, pero ¿cuál es la diferencia entre ellas?, ¿por qué a veces se utiliza una y a veces otra?, ¿cómo saber cuándo hay que hacer uso de cada una de ellas? OMG! ¡cuántas dudas! Vamos a intentar solucionarlas todas.

Para empezar, el significado de las tres es exactamente el mismo: expresar un sentimiento de sorpresa, de shock, de disgusto, excitación, nerviosismo… Hasta ahí bien, ¿entonces? ¿las podemos utilizar al libre albedrío? Pues sí…y no. Nos explicamos.

“Oh my God” siempre se ha considerado ofensivo ya que rompe uno de los mandamientos cristianos: no usar el nombre de Dios en vano, y es una blasfemia. Aunque hoy en día las normas son un poco más relajadas en general y los límites entre qué es correcto o incorrecto están un poco más difuminados (nos referimos a cuestiones de uso del lenguaje, nada más) no es una expresión demasiado elegante.

“Oh my Gosh” es un eufemismo y suena muy parecido al original, pero es menos ofensivo. Además, al ser tan similar deja margen para una maniobra in extremis y cambiar God por Gosh en el último momento si te arrepientes, como hacemos en español con “¡mierrr…coles!” o “¡jooo…pe!”, por ejemplo. Pero al igual que en esos casos, hay quien dice que se trata de una expresión pasada de moda y hasta con una connotación un poco infantil.

“Oh my Goodness”, la tercera en discordia. Suena similar aunque no tanto como el ejemplo anterior, pero es la opción considerada como más elegante, formal y no ofensiva de las tres.

25 expresiones en inglés que harán que te expreses con fluidez (Parte 1).

Cuando aprendemos una segunda lengua y empezamos a ponerla en práctica, lo habitual es que se note una cierta falta de fluidez que viene dada porque en clase, efectivamente, se estudia gramática, estructuras, vocabulario, etc. pero casi nunca se enseñan cierto tipo de expresiones más coloquiales, y claro, a la hora de la verdad eso se nota.

Por eso, nos hemos propuesto que a lo largo de este año vamos a compartir (y así aprendemos todos) series de listas con expresiones útiles y coloquiales que no se incluyen en los libros de texto, muletillas, refranes, frases hechas… que aportarán non solo fluidez sino naturalidad a esa segunda lengua. Y lo haremos en diferentes idiomas.

Hoy vamos con la primera entrega de Expresiones útiles en inglés; echadle un ojo, ya veréis que como mínimo os ayudarán a entender mejor vuestras series y películas favoritas en versión original ; )

Lección de Posh British Slang de la mano de Emma Thompson y Mindy Kaling.

Os recomendamos esta lección de jerga británica “elegante (o pija, lo que más os guste) que recibe la actriz estadounidense Mindy Kaling de la mano de una profesora inmejorable: la también actriz británica Emma Thompson. Es una maravilla escuchar cómo pronuncia y cómo entona esta mujer… ¡incluso sonando tan posh!

150 frases que aportarán fluidez a tu inglés (Parte II)

Lo prometido es deuda. Así que como os anunciamos la semana pasada, aquí está la segunda parte de la lista de expresiones útiles en inglés que os prometemos van a ampliar vuestro vocabulario y facilitar vuestra compresión y comunicación en esta lengua.

Y ya sabéis nuestro consejo al respecto, la mejor manera de conseguir esa fluidez de la que hablamos es practicar y practicar y practicar… así que ¡ánimo!

150 frases que aportarán fluidez a tu inglés (Parte I)

Cualquier idioma está repleto de expresiones hechas, de muletillas, que los nativos de esa lengua usan despreocupadamente pero que para quienes están aprendiendo el idioma suelen ser menos accesibles. Pues bien, hoy os dejamos la primera parte de nada más y nada menos que una lista de 150 frases superútiles en inglés que os ayudarán a expresaros con mayor fluidez tanto de manera oral como de manera escrita.

Es sencillo si se aprenden unas cuantas expresiones cada día, y mejor aún si se trata de ponerlas en práctica; así que animaros con esta primera parte porque en unos días compartiremos la segunda. ¡A practicar!