Los Componentes del Lenguaje de los que resulta la Gramática.

La Lingüística es la disciplina encargada de estudiar los signos del lenguaje verbal humano, por decirlo de alguna manera se trata de la “ciencia del lenguaje“. Dentro de la lingüística podemos encontrar tres grandes subdisciplinas especializadas en áreas concretas:

  • Lingüística Descriptiva o Sincrónica: la que estudia los componentes de la lengua, sus relaciones entre sí, las estructuras que se forman.
  • Lingüística Histórica, Diacrónica o Evolutiva: la que se encarga de estudiar la evolución de la lengua y sus transformaciones a lo largo del tiempo.
  • Lingüística Aplicada: enfocada a las aplicaciones prácticas de la lingüística teórica (traducción, enseñanza de las lenguas, etc.)

Hasta ahora es probable que todo esto os esté sonando a chino, como suele decirse, pero ya veréis como todo cobra sentido en breve…

Hoy solo vamos a hablar de manera muy breve de los componentes del lenguaje en la Lingüística Descriptiva, probablemente la más conocida de todas.

El conjunto del estudio de cada uno de estos componentes tiene como resultado la Gramática: las reglas y principios que regulan el uso de las lenguas. ¿A qué ahora ya parece más sencillo?

Para tener una mejor idea, de dentro a fuera del diagrama, nos encontramos con:

  • Fonética: conjunto de sonidos de un idioma.
  • Fonología: estudio del sonido de las palabras.
  • Morfología: parte de la gramática que se ocupa de la estructura de las palabras.
  • Sintaxis: reglas que determinan el orden correcto de las palabras en las oraciones.
  • Semántica: el significado literal de las palabras.
  • Pragmática: estudio del lenguaje en relación con los usuarios y las circunstancias de comunicación, el contexto.

Seguro que alguna os suena de la época de estudiantes (el análisis sintáctico de oraciones en clase de Lengua Española, por ejemplo; o esos símbolos que acompañan a una palabra en el diccionario si buscas su significado que no son otra cosa que su transcripción fonética…) aunque en realidad todos estamos habituados a utilizarlas aunque no conozcamos su nombre, hasta ahora.

150 frases que aportarán fluidez a tu inglés (Parte II)

Lo prometido es deuda. Así que como os anunciamos la semana pasada, aquí está la segunda parte de la lista de expresiones útiles en inglés que os prometemos van a ampliar vuestro vocabulario y facilitar vuestra compresión y comunicación en esta lengua.

Y ya sabéis nuestro consejo al respecto, la mejor manera de conseguir esa fluidez de la que hablamos es practicar y practicar y practicar… así que ¡ánimo!

La gramática marca la diferencia.

Sí, ya lo sabemos, aprender gramática puede ser algo aburrido: que si reglas, que si normas, que si excepciones, que si hay que aprendérselo de memoria… pero es que la gramática es algo esencial en cualquier lengua, son las bases sobre las que se cimenta y no queda más remedio que estudiarla.

Saber gramática es la diferencia…

150 frases que aportarán fluidez a tu inglés (Parte I)

Cualquier idioma está repleto de expresiones hechas, de muletillas, que los nativos de esa lengua usan despreocupadamente pero que para quienes están aprendiendo el idioma suelen ser menos accesibles. Pues bien, hoy os dejamos la primera parte de nada más y nada menos que una lista de 150 frases superútiles en inglés que os ayudarán a expresaros con mayor fluidez tanto de manera oral como de manera escrita.

Es sencillo si se aprenden unas cuantas expresiones cada día, y mejor aún si se trata de ponerlas en práctica; así que animaros con esta primera parte porque en unos días compartiremos la segunda. ¡A practicar!

¿Eres capaz de diferenciar entre their, there y they’re?

Cuando los vemos escritos es más sencillos pero ¿y si los escucháramos? ¿serían igual de fácil averiguar de cuál de los tres se trata?. Es la dificultad que suponen los homófonos: palabras que se escriben de formas distintas pero que suenan (practicamente) igual y que además tienen significados diferentes.

Este fenómeno no es solo cosa del inglés, que en español también tenemos unos cuantos como por ejemplo abría (de abrir) y habría (de haber) o el escandaloso caso de ahí (adverbio de lugar), ¡ay! (interjección de dolor) y hay (del verbo haber) que tantas veces se utilizan mal en las redes sociales, aunque esto de verdad que merece un artículo aparte…

Volviendo al tema de hoy, es importante saber que there es un adverbio que se traduce como allí, ahí, entre otras cosas; que their es el adjetivo posesivo que significa su cuando es de ellos y que they’re es la forma corta de they are. Sus respectivos significados son tan diferentes que es cierto que a nivel de comprensión auditiva es fácil reconocerlos por el contexto de la frase en la que se encuentren. Si por el contrario, la duda existe incluso a nivel escrito o de comprensión lectora, os dejamos unos truquillos para diferenciarlos:

  • Their: contiene la palabra heir (herencia), que ayuda a recordar que indica posesión.
  • There: contiene la palabra here (aquí) que también es un adverbio de lugar.
  • They’re: el apóstrofo ya nos indica que es el producto de dos palabras.