“The happy prince”, Stephen Fry recitando a Oscar Wilde.

Hoy 16 de octubre se cumplen 165 años del nacimiento de Oscar Wilde. Escritor, poeta y dramaturgo de origen irlandés, su vida personal es tan interesante y conocida como sus obras. Autor de “El retrato de Dorian Grey” (su única novela), “La importancia de llamarse Ernesto” (considerada su obra maestra), “Salomé”, “Balada de la cárcel de Reading”, “El fantasma de Canterville”, “El crimen de Lord Arthur Saville” o su último escrito “De profundis”, entre otros. Fue uno de los referentes en Gran Bretaña del movimiento conocido como esteticismo con sus mordaces comentarios y vestir extravagante, hijo de intelectuales, demostró su gran inteligencia desde muy temprano, tras un desengaño amoroso con Florence Balcombe (que se casó con Bram Stoker), contrajo matrimonio con Constance Lloyd con quien tuvo dos hijos (Cyril y Vyvyan). En 1895, en pleno apogeo de su carrera, se enfrentó a un juicio por sodomía (penado con cárcel por aquél entonces) debido a un conflicto con el noveno marqués de Queensberry John Sholto Douglas, padre del supuesto amante de Wilde, lord Alfred Douglas, y fue condenado a dos años de trabajos forzados. Tras su salida de prisión, se reunió con lord Alfred cerca de Nápoles, aunque solo duró unos meses debido a las presiones familiares. Wilde finalmente se trasladó a París donde trabajó bajo el pseudónimo de Sebastián Melmoth y donde murió el 30 de noviembre de 1900.

Para celebrar su obra en un día tan señalado os dejamos con el cuento “The happy prince”, una fabula que trata de transmitir valores éticos y morales a niños y adultos, en esta ocasión recitada por Stephen Fry, quien en su momento se puso en los zapatos del propio Oscar Wilde en la película basada en la vida del autor titulada “Wilde”.

150 frases que aportarán fluidez a tu inglés (Parte II)

Lo prometido es deuda. Así que como os anunciamos la semana pasada, aquí está la segunda parte de la lista de expresiones útiles en inglés que os prometemos van a ampliar vuestro vocabulario y facilitar vuestra compresión y comunicación en esta lengua.

Y ya sabéis nuestro consejo al respecto, la mejor manera de conseguir esa fluidez de la que hablamos es practicar y practicar y practicar… así que ¡ánimo!

La gramática marca la diferencia.

Sí, ya lo sabemos, aprender gramática puede ser algo aburrido: que si reglas, que si normas, que si excepciones, que si hay que aprendérselo de memoria… pero es que la gramática es algo esencial en cualquier lengua, son las bases sobre las que se cimenta y no queda más remedio que estudiarla.

Saber gramática es la diferencia…

150 frases que aportarán fluidez a tu inglés (Parte I)

Cualquier idioma está repleto de expresiones hechas, de muletillas, que los nativos de esa lengua usan despreocupadamente pero que para quienes están aprendiendo el idioma suelen ser menos accesibles. Pues bien, hoy os dejamos la primera parte de nada más y nada menos que una lista de 150 frases superútiles en inglés que os ayudarán a expresaros con mayor fluidez tanto de manera oral como de manera escrita.

Es sencillo si se aprenden unas cuantas expresiones cada día, y mejor aún si se trata de ponerlas en práctica; así que animaros con esta primera parte porque en unos días compartiremos la segunda. ¡A practicar!

¿Eres capaz de diferenciar entre their, there y they’re?

Cuando los vemos escritos es más sencillos pero ¿y si los escucháramos? ¿serían igual de fácil averiguar de cuál de los tres se trata?. Es la dificultad que suponen los homófonos: palabras que se escriben de formas distintas pero que suenan (practicamente) igual y que además tienen significados diferentes.

Este fenómeno no es solo cosa del inglés, que en español también tenemos unos cuantos como por ejemplo abría (de abrir) y habría (de haber) o el escandaloso caso de ahí (adverbio de lugar), ¡ay! (interjección de dolor) y hay (del verbo haber) que tantas veces se utilizan mal en las redes sociales, aunque esto de verdad que merece un artículo aparte…

Volviendo al tema de hoy, es importante saber que there es un adverbio que se traduce como allí, ahí, entre otras cosas; que their es el adjetivo posesivo que significa su cuando es de ellos y que they’re es la forma corta de they are. Sus respectivos significados son tan diferentes que es cierto que a nivel de comprensión auditiva es fácil reconocerlos por el contexto de la frase en la que se encuentren. Si por el contrario, la duda existe incluso a nivel escrito o de comprensión lectora, os dejamos unos truquillos para diferenciarlos:

  • Their: contiene la palabra heir (herencia), que ayuda a recordar que indica posesión.
  • There: contiene la palabra here (aquí) que también es un adverbio de lugar.
  • They’re: el apóstrofo ya nos indica que es el producto de dos palabras.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies