Los Componentes del Lenguaje de los que resulta la Gramática.

La Lingüística es la disciplina encargada de estudiar los signos del lenguaje verbal humano, por decirlo de alguna manera se trata de la “ciencia del lenguaje“. Dentro de la lingüística podemos encontrar tres grandes subdisciplinas especializadas en áreas concretas:

  • Lingüística Descriptiva o Sincrónica: la que estudia los componentes de la lengua, sus relaciones entre sí, las estructuras que se forman.
  • Lingüística Histórica, Diacrónica o Evolutiva: la que se encarga de estudiar la evolución de la lengua y sus transformaciones a lo largo del tiempo.
  • Lingüística Aplicada: enfocada a las aplicaciones prácticas de la lingüística teórica (traducción, enseñanza de las lenguas, etc.)

Hasta ahora es probable que todo esto os esté sonando a chino, como suele decirse, pero ya veréis como todo cobra sentido en breve…

Hoy solo vamos a hablar de manera muy breve de los componentes del lenguaje en la Lingüística Descriptiva, probablemente la más conocida de todas.

El conjunto del estudio de cada uno de estos componentes tiene como resultado la Gramática: las reglas y principios que regulan el uso de las lenguas. ¿A qué ahora ya parece más sencillo?

Para tener una mejor idea, de dentro a fuera del diagrama, nos encontramos con:

  • Fonética: conjunto de sonidos de un idioma.
  • Fonología: estudio del sonido de las palabras.
  • Morfología: parte de la gramática que se ocupa de la estructura de las palabras.
  • Sintaxis: reglas que determinan el orden correcto de las palabras en las oraciones.
  • Semántica: el significado literal de las palabras.
  • Pragmática: estudio del lenguaje en relación con los usuarios y las circunstancias de comunicación, el contexto.

Seguro que alguna os suena de la época de estudiantes (el análisis sintáctico de oraciones en clase de Lengua Española, por ejemplo; o esos símbolos que acompañan a una palabra en el diccionario si buscas su significado que no son otra cosa que su transcripción fonética…) aunque en realidad todos estamos habituados a utilizarlas aunque no conozcamos su nombre, hasta ahora.

Pretty Ugly: un poema para leer de principio a fin… y de fin a principio.

Instrucciones para leer este poema:

  • Leer de principio a fin.
  • Cuando llegues al final, comienza a leer desde la última frase hasta la primera.
  • Compara el mensaje de la primera lectura con el de la segunda.

Y después de leerlo, ¿no te parece que es mejor vivir de acuerdo a lo que dice cuando lo leemos del revés?

Lección de Posh British Slang de la mano de Emma Thompson y Mindy Kaling.

Os recomendamos esta lección de jerga británica “elegante (o pija, lo que más os guste) que recibe la actriz estadounidense Mindy Kaling de la mano de una profesora inmejorable: la también actriz británica Emma Thompson. Es una maravilla escuchar cómo pronuncia y cómo entona esta mujer… ¡incluso sonando tan posh!

Aptis: todo lo que necesitas saber sobre la prueba multinivel de inglés más rápida.

Si necesitas una prueba oficial que certifique tu nivel de inglés y no dispones de tiempo para esperar los habitualmente largos trámites de matriculación, espera de notas, etc. pues entonces sigue leyendo porque Aptis es el examen que te interesa.

Se trata de una prueba desarrollada para valorar el nivel de inglés en las cuatro destrezas de la lengua: reading, writing, listening y speaking, que además incorpora una prueba de vocabulario y gramática. Cada destreza se puntúa en una escala de 0 a 50, por lo que si se han realizado las 4 skills se puede obtener un máximo de 200, también se recibe una puntuación por separado para gramática y vocabulario, con un máximo de 50 y que no está incluida en la puntuación final.Utilizando las puntuaciones numéricas se calcula el nivel de acuerdo al MCERL (Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas) en cada una de las destrezas y de manera global: desde un A0 (principiante total) hasta un C2.

Hay convocatorias todos los meses y te puedes matricular hasta tres días hábiles antes de la fecha del examen (si quedan plazas), los resultados se comunican por email en un plazo de entre 48 y 72 horas y el certificado impreso se envia por correo postal en los próximos 7-10 días. Podéis consultar dónde hacer el examen, tasas, etc. pinchando aquí.

Hay varias versiones de Aptis: General (el más popular, hasta nivel C), for teens (para adolescentes de entre 13 y 17 años), for Teachers (para profesores que necesiten acreditar su nivel de inglés y con preguntas enfocadas a su entorno), for Tourism (para turismo) y Advanced (para certificar los niveles C1 y/o C2). En cualquiera de los casos, la prueba se administra por ordenador y bajo supervisión.

La prueba se divide en varios componentes con un tiempo específico para realizar cada uno de ellos:

-Gramática y vocabulario: 25 minutos de duración.

-Expresión oral: 12 minutos de duración.

-Expresión escrita: 50 minutos de duración.

-Comprensión auditiva: 50 minutos de duración.

-Comprensión lectora: 30 minutos de duración.

En el Aptis Advanced los tiempos son ligeramente diferentes, al igual que si se necesita repetir la prueba hay que esperar un plazo de tres meses:

-Gramática y vocabulario: 25 minutos de duración.

-Expresión oral: 10 minutos de duración.

-Expresión escrita: 45 minutos de duración.

-Comprensión auditiva: 30 minutos de duración.

-Comprensión de textos: 60 minutos de duración.

Pinchando aquí podéis comprobar la lista de instituciones que reconocen Aptis como calificación.

“The happy prince”, Stephen Fry recitando a Oscar Wilde.

Hoy 16 de octubre se cumplen 165 años del nacimiento de Oscar Wilde. Escritor, poeta y dramaturgo de origen irlandés, su vida personal es tan interesante y conocida como sus obras. Autor de “El retrato de Dorian Grey” (su única novela), “La importancia de llamarse Ernesto” (considerada su obra maestra), “Salomé”, “Balada de la cárcel de Reading”, “El fantasma de Canterville”, “El crimen de Lord Arthur Saville” o su último escrito “De profundis”, entre otros. Fue uno de los referentes en Gran Bretaña del movimiento conocido como esteticismo con sus mordaces comentarios y vestir extravagante, hijo de intelectuales, demostró su gran inteligencia desde muy temprano, tras un desengaño amoroso con Florence Balcombe (que se casó con Bram Stoker), contrajo matrimonio con Constance Lloyd con quien tuvo dos hijos (Cyril y Vyvyan). En 1895, en pleno apogeo de su carrera, se enfrentó a un juicio por sodomía (penado con cárcel por aquél entonces) debido a un conflicto con el noveno marqués de Queensberry John Sholto Douglas, padre del supuesto amante de Wilde, lord Alfred Douglas, y fue condenado a dos años de trabajos forzados. Tras su salida de prisión, se reunió con lord Alfred cerca de Nápoles, aunque solo duró unos meses debido a las presiones familiares. Wilde finalmente se trasladó a París donde trabajó bajo el pseudónimo de Sebastián Melmoth y donde murió el 30 de noviembre de 1900.

Para celebrar su obra en un día tan señalado os dejamos con el cuento “The happy prince”, una fabula que trata de transmitir valores éticos y morales a niños y adultos, en esta ocasión recitada por Stephen Fry, quien en su momento se puso en los zapatos del propio Oscar Wilde en la película basada en la vida del autor titulada “Wilde”.