Lo que necesitas saber sobre el Engineering Admissions Assessment (ENGAA).

Si estáis pensando en aplicar en una universidad británica para una licenciatura de Ingeniería, es más que posible que además de los requisitos habituales (titulación o convalidación si se da el caso, nota mínima, etc.) os soliciten hacer el llamado Engineering Admissions Assessment, ENGAA por sus siglas, de Cambridge University. Como se trata de un examen bastante nuevo en este artículo vamos a contaros lo que necesitáis saber sobre él.

Lo primero, esta prueba está dirigida para menores de 21 años y se trata de un examen previo a cualquier tipo de posible entrevista. Obviamente el resultado es importante pero es solo uno de los aspectos que se valorarán en el proceso de selección. La prueba tiene lugar entre la última semana de octubre y la primera de noviembre, generalmente en miércoles, y hay que estar muy atentos a la fecha límite de matriculación (generalmente en torno a octubre) pero como no hay late entry aconsejamos que si lo tenéis claro, os matriculéis cuanto antes por lo que lo mejor es que contactéis con el centro examinador más cercano para que os informen y confirmen las fechas.

La prueba se compone de dos papers, ambos del tipo opción múltiple y dan 60 minutos para responder cada uno sin utilizar la calculadora. Section 1 tiene dos partes, la parte A: Mathematics and Physics, con 20 preguntas y la parte B: Advanced Mathematics and Physics con otras 20 preguntas. Cada pregunta puntúa por 1 y no hay penalización por respuesta incorrecta, así que lo mejor es intentar responder todas.

Section 2 consiste en otras 20 preguntas combinando problemas matemáticos y cuestiones de física, 1 punto por cada respuesta correcta y sin penalizar las incorrectas. De nuevo, lo mejor es tratar de responder todas.

El nivel del examen en general es el del curriculo de A Level, aunque como es habitual adaptándose al formato de esta prueba (esencial practicar la técnica de examen) y saber gestionar el tiempo para responder a todo, en estos casos la duración de la prueba suele ser uno de los elementos en contra de los candidatos.

Pinchando aquí podéis leer qué qué documentos se necesitan, la especificación, así como algunos ejemplos de papers para que os hagáis una mejor idea de cómo es el examen.

ENGAA es solo uno de las pruebas de pre-admisión, pero en función de lo que queráis estudiar existen otras de las que os iremos hablando en futuros artículos.

Matemático ruso desmiente una reconocida conjetura sobre la teoría de grafos.

El matemático ruso Yaroslav Shitov ha demostrado que una conjetura con más de 50 años de historia sobre un problema de la teoría de grafos no es correcta. Y lo ha hecho dando un contraejemplo: presentando un caso en el que no se cumple lo que la conjetura predecía.

Los grafos, que se componen de vértices y aristas, son una de las estructuras más simples y más versátiles de las matemáticas, y tiene muchísimas aplicaciones (diseño de redes de comunicaciones, distribución de mercancías, planificación de la producción, etc.).

En este campo, uno de los problemas más estudiados ha sido siempre el de encontrar el mínimo número de colores que se pueden asignar a los vértices de manera que no haya dos con el mismo color unidos por una arista.

Ejemplo de grafo coloreado con el mínimo número de colores posible como se explica en el párrafo anterior.

Los problemas de coloración, aunque parezca mentira, pueden ser tremendamente complicados. Su historia se remonta a mediados del s. XIX cuando uno de los hermanos Guthrie (no está claro cuál), conjeturó que cualquier grafo que se pueda dibujar en el plano de forma que dos aristas distintas no se crucen, salvo en un vértice común, se puede colorear siempre con cuatro colores o menos. Es el conocido como problema del mapa de los cuatro colores que cerca de 125 años después, allá por 1976, resolvieron definitivamente los matemáticos Kenneth Appel y Wolfgang Hanken. En 1966 Stephen Hedetniemi en su tesis doctoral conjeturó también al respecto: dados dos grafos G y H, el número de colores necesario para colorear el grafo producto tensorial GXH es el menor de los colores necesarios para colorear G y H. Este grafo se obtiene combinando de cierta forma los vértices y aristas de G y H.

El matemático ruso Yaroslav Shitov

Esta última conjetura ha sido válida hasta hace un mes aproximadamente, cuando Yaroslav Shitov (a sus 30 años de edad) ha conseguido demostrar formalmente que es falso y porqué. Encontrado dos grafos G y H tales que su producto tensorial necesita menos colores que los requeridos para colorear tanto G como H, aunque los grafos que ha utilizado en su breve artículo (de tan solo dos páginas y media) son enormes, han servido para conseguir lo que no se había logrado hasta ahora: nadie había podido demostrar la conjetura de Hedetniemi, y no había sido posible porque era falsa.

La explicación más sencilla a lo que es una función matemática.

María Inés Baragatti es una profesora de matemáticas ya jubilada pero que aún hace furor en las redes con sus explicaciones. Y como suele decir el refrán, para muestra un botón.

Os dejamos este vídeo en el que da una de las explicaciones más sencillas y claras sobre lo que es una función matemática. Forma parte del tributo que ex alumnos y compañeros quisieron rendirla, una clase-homenaje especial sobre “Fundamentos de números complejos” que quedó inmortalizada y que ha sido compartida en varios sitios de internet para que las generaciones presentes y futuras puedan disfrutar del gran trabajo de esta docente.

El boom de las matemáticas.

Ya os lo avisamos hace tiempo: las matemáticas son la profesión del futuro. Y parece que ya es una realidad.

Si bien hace una década sobraban plazas y para entrar era suficiente sacar un 5 raspadito, este año la carrera de Matemáticas ha disparado su nota de corte situándose entre las que requieren una puntuación más alta (por encima de 10) y la tasa de empleabilidad es también de las más elevadas: hay datos que hablan de obtención de un primer empleo en un plazo inferior a seis meses en sectores como la banca, finanzas, seguros, consultorías, informática y telecomunicaciones, administración pública, investigación… sin olvidar la docencia a todos los niveles claro, que hasta hace unos años se creía que era la única salida. Si además se acompaña por el Grado de Física, no solo aumentan las posibilidades de encontrar empleo sino que la nota de corte se eleva hasta un 13,77.

Todo esto viene dado por el auge y la importancia de las nuevas tecnologías, la inteligencia artificial, la biomedicina, el big data… y los nuevos puestos de trabajo que se han creado en torno a ellos y que hace algunos años no existían.

En cualquier caso, si tenéis dudas sobre qué nota de corte necesitáis para acceder a cualquier carrera en cualquier comunidad autónoma, os dejamos aquí este enlace para que podáis consultarlo.

Matemáticas y “Juego de Tronos”

No nos cansaremos de repetirlo, las matemáticas son esenciales y se aplican para todo.

Como prueba os dejamos este fragmento de una entrevista con Keith Devlin, que es matemático, profesor, autor de numerosos libros de divulgación e investigador centrado en la búsqueda de diferentes medios para enseñar matemáticas a todo el mundo, entre otras cosas. En este caso, para demostrar a la mayoría la cantidad de usos que pueden llegar a tener las matemáticas, desafía la curiosidad del gran público explicando cómo se pueden aplicar las matemáticas a Juego de Tronos para saber qué personaje es el indispensable… tranquilos, que no hay spoilers jejeje.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies