Los peores resultados en ciencias hasta la fecha y estancados en matemáticas: así queda España en el informe PISA.

El informe PISA 2018 dado a conocer estos días registra los peores resultados históricos en ciencias y un estancamiento en matemáticas, así como una brecha educativa entre el norte y el sur del país (siendo superiores los resultados de los alumnos del norte de la península que los de los alumnos del sur).

La prueba de la OCDE que valora las competencias de los alumnos de 15 años en matemáticas, ciencias y comprensión lectora cada año desde el año 2000, mide la capacidad de resolver problemas de la vida real. Según algunos expertos este tipo de prueba puede ser el motivo por el que nuestros estudiantes no obtienen mejores resultados ya que están más acostumbrados a memorizar que a desarrollar otras facetas como la capacidad crítica o razonar y entender, por ejemplo, y que tal vez es el momento de modificar el el sistema y la metodología. Se suma, además, que los examinados en esta ocasión son la primera generación que se ha formado en el contexto de recortes educativos que hemos sufrido.

En estas dos disciplinas, matemáticas y ciencias, los alumnos han quedado por debajo de la media de la OCDE de 489 puntos: 483 en ciencias (13 menos que en 2013, por ejemplo) y 481 en matemáticas (5 menos que en 2015), en comprensión lectora España queda fuera de esta edición por anomalías detectadas en la prueba. Curiosamente, los examinados de Aragón están por encima de la media española e incluso de la de los países integrantes de la OCDE con 497 puntos en matemáticas y 493 en ciencias. Con todo esto, los resultados de nuestros alumnos nos sitúan en el puesto 13 de 79, en una edición en la que ningún país parece haber sufrido cambios relevantes en sus resultados. Si nos ponemos a comparar, en matemáticas y ciencias estamos a la altura de países como Lituania, Hungría, Estados Unidos, Luxemburgo o Rusia pero en esta edición del informe los estudiantes asiáticos son los grandes ganadores.

Esta es nuestra reflexión a la vista de los resultados:

Otra forma de enseñar matemáticas…¡en calzoncillos!

Se llama Tom Crawford, profesor de primer y segundo año de la Universidad de Oxford, que sabe perfectamente que matemáticas es una de esas asignaturas que trae a los alumnos de cabeza y que busca la manera de que le pierdan el miedo, les parezcan divertidas y entretenidas y que más que memorizar conceptos los entiendan… hasta ahí todo suena dentro de lo normal pero, ¿qué pensaríais si os decimos que para conseguirlo da la clase en calzoncillos?

Pues sí, este profesor tiene su propio canal en Youtube llamado Tom Rocks Maths en el que publica vídeos sobre matemáticas pero yendo un paso más allá, según despeja operaciones matemáticas se va quitando prendas de ropa, como se ve en su sección Equations Stripped. Al parecer la idea surgió tras su paso por el proyecto Naked Scientists, creó The Naked Mathematician y su ya famoso canal.

Sin duda innovador es y si el método funciona pues eso es lo que cuenta…

En cualquier caso, si preferís un método más clásico, tradicional y con ropa ; P recordad que en nuestro canal de Youtube también tenéis vídeos de Matemáticas de varios niveles.

Lo que necesitas saber sobre el Engineering Admissions Assessment (ENGAA).

Si estáis pensando en aplicar en una universidad británica para una licenciatura de Ingeniería, es más que posible que además de los requisitos habituales (titulación o convalidación si se da el caso, nota mínima, etc.) os soliciten hacer el llamado Engineering Admissions Assessment, ENGAA por sus siglas, de Cambridge University. Como se trata de un examen bastante nuevo en este artículo vamos a contaros lo que necesitáis saber sobre él.

Lo primero, esta prueba está dirigida para menores de 21 años y se trata de un examen previo a cualquier tipo de posible entrevista. Obviamente el resultado es importante pero es solo uno de los aspectos que se valorarán en el proceso de selección. La prueba tiene lugar entre la última semana de octubre y la primera de noviembre, generalmente en miércoles, y hay que estar muy atentos a la fecha límite de matriculación (generalmente en torno a octubre) pero como no hay late entry aconsejamos que si lo tenéis claro, os matriculéis cuanto antes por lo que lo mejor es que contactéis con el centro examinador más cercano para que os informen y confirmen las fechas.

La prueba se compone de dos papers, ambos del tipo opción múltiple y dan 60 minutos para responder cada uno sin utilizar la calculadora. Section 1 tiene dos partes, la parte A: Mathematics and Physics, con 20 preguntas y la parte B: Advanced Mathematics and Physics con otras 20 preguntas. Cada pregunta puntúa por 1 y no hay penalización por respuesta incorrecta, así que lo mejor es intentar responder todas.

Section 2 consiste en otras 20 preguntas combinando problemas matemáticos y cuestiones de física, 1 punto por cada respuesta correcta y sin penalizar las incorrectas. De nuevo, lo mejor es tratar de responder todas.

El nivel del examen en general es el del curriculo de A Level, aunque como es habitual adaptándose al formato de esta prueba (esencial practicar la técnica de examen) y saber gestionar el tiempo para responder a todo, en estos casos la duración de la prueba suele ser uno de los elementos en contra de los candidatos.

Pinchando aquí podéis leer qué qué documentos se necesitan, la especificación, así como algunos ejemplos de papers para que os hagáis una mejor idea de cómo es el examen.

ENGAA es solo uno de las pruebas de pre-admisión, pero en función de lo que queráis estudiar existen otras de las que os iremos hablando en futuros artículos.

Matemático ruso desmiente una reconocida conjetura sobre la teoría de grafos.

El matemático ruso Yaroslav Shitov ha demostrado que una conjetura con más de 50 años de historia sobre un problema de la teoría de grafos no es correcta. Y lo ha hecho dando un contraejemplo: presentando un caso en el que no se cumple lo que la conjetura predecía.

Los grafos, que se componen de vértices y aristas, son una de las estructuras más simples y más versátiles de las matemáticas, y tiene muchísimas aplicaciones (diseño de redes de comunicaciones, distribución de mercancías, planificación de la producción, etc.).

En este campo, uno de los problemas más estudiados ha sido siempre el de encontrar el mínimo número de colores que se pueden asignar a los vértices de manera que no haya dos con el mismo color unidos por una arista.

Ejemplo de grafo coloreado con el mínimo número de colores posible como se explica en el párrafo anterior.

Los problemas de coloración, aunque parezca mentira, pueden ser tremendamente complicados. Su historia se remonta a mediados del s. XIX cuando uno de los hermanos Guthrie (no está claro cuál), conjeturó que cualquier grafo que se pueda dibujar en el plano de forma que dos aristas distintas no se crucen, salvo en un vértice común, se puede colorear siempre con cuatro colores o menos. Es el conocido como problema del mapa de los cuatro colores que cerca de 125 años después, allá por 1976, resolvieron definitivamente los matemáticos Kenneth Appel y Wolfgang Hanken. En 1966 Stephen Hedetniemi en su tesis doctoral conjeturó también al respecto: dados dos grafos G y H, el número de colores necesario para colorear el grafo producto tensorial GXH es el menor de los colores necesarios para colorear G y H. Este grafo se obtiene combinando de cierta forma los vértices y aristas de G y H.

El matemático ruso Yaroslav Shitov

Esta última conjetura ha sido válida hasta hace un mes aproximadamente, cuando Yaroslav Shitov (a sus 30 años de edad) ha conseguido demostrar formalmente que es falso y porqué. Encontrado dos grafos G y H tales que su producto tensorial necesita menos colores que los requeridos para colorear tanto G como H, aunque los grafos que ha utilizado en su breve artículo (de tan solo dos páginas y media) son enormes, han servido para conseguir lo que no se había logrado hasta ahora: nadie había podido demostrar la conjetura de Hedetniemi, y no había sido posible porque era falsa.

La explicación más sencilla a lo que es una función matemática.

María Inés Baragatti es una profesora de matemáticas ya jubilada pero que aún hace furor en las redes con sus explicaciones. Y como suele decir el refrán, para muestra un botón.

Os dejamos este vídeo en el que da una de las explicaciones más sencillas y claras sobre lo que es una función matemática. Forma parte del tributo que ex alumnos y compañeros quisieron rendirla, una clase-homenaje especial sobre “Fundamentos de números complejos” que quedó inmortalizada y que ha sido compartida en varios sitios de internet para que las generaciones presentes y futuras puedan disfrutar del gran trabajo de esta docente.