Cuando un Año Santo se convierte en un Culo Bendito.

Hacía tiempo que no publicábamos nada en nuestra sección “Me sangran los ojos” y la verdad que lo echábamos de menos porque, no podemos negarlo, es una de nuestras favoritas, así que hoy volvemos a lo grande.

Aunque la semana pasada ya hubo alguien que hizo un pequeño adelanto (sin spoilers) en sus redes sociales, por fin hoy lo publicamos en su totalidad.

Os ponemos en antecedentes: hace unos añitos, alguien de la oficina hizo parte del tramo francés del Camino de Santiago, aventura de la que se trajo a modo de recuerdo y para dejar constancia de su hazaña su Credencial del Peregrino; esto es una especie de libreta que funciona como un pasaporte: allá donde pares en el Camino, busca un sello para dejar constancia de tu paso en tu credencial. La semana pasada decidió compartir algo más que sus batallitas y se trajo su credencial, para disfrute de todos porque se trata de un clarísimo caso de “Me sangran los ojos”, de primera mano y en primicia:

Una vez leído a nosotros no nos queda mucho que decir salvo la primera impresión que tuvo nuestro director: “traducir mal y no tener la codificación de teclado correcta puede convertir un Año Santo en un Culo Bendito”. Amén a eso.

“Detectives de la ESO”: los defensores de la ortografía en las redes sociales.

Desde su aula en el Instituto Cuatro Villas de Badajoz un grupo de alumnos de entre 14 y 15 años llevan a cabo una importante misión: luchar contra los errores de ortografía cometidos por personajes conocidos en las redes sociales (Twitter e Instagram). Se hacen llamar “Detectives de la ESO”

Abreviaciones, signos de puntuación, tildes, mayúsculas… nada se les escapa a estos alumnos de 3º de la ESO y nadie está a salvo de sus correcciones y consejos ortográficos: cantantes, actores, deportistas, políticos, instituciones

La iniciativa propuesta por su profesor de Geografía e Historia, Antonio Gala Martín, consiste en buscar estas faltas o noticias falsas de personajes conocidos y escribirle indicándole en qué ha consistido su falta, siempre con respeto (tanto que cada corrección debe incluir un comentario positivo) y un signo identificativo del alumno que realice la corrección.

Desde que el proyecto comenzara el pasado mes de noviembre sus mensajes se han hecho muy populares en las redes:

¡Vigilad vuestro lenguaje usuarios! ¡Los Detectives de la ESO están vigilando!

Lo que cambia el significado de una frase cuando falta una tilde…

¡Cuánto tiempo sin publicar en nuestra sección “Me sangran los ojos”!

Pues hoy volvemos a lo grande, porque aunque en este caso que compartimos con vosotros tal vez haya que leer el cartel dos veces para caer en la cuenta de dónde está el error, una vez que se encuentra es imposible no reirse (o echarse las manos a la cabeza, no olvidemos que se trata de un indicador de un organismo oficial…).

¡Lo que cambia el significado de una frase que falte una tilde!

Mucho cuidado con el traductor.

Aunque no nos guste reconocerlo, todos en algún momento hemos recurrido a algún traductor online para solucionar nuestras dudas, pero cuidado, porque a veces nos salvan de un apuro pero en otras ocasiones nos pueden causar más problemas de los que nos solucionan. Y si no nos creéis, aquí os dejamos unos cuantos ejemplos:

A lo mejor quería decir que lo segundo es resultado de abusar de lo primero pero no os recomendamos que le pidáis sal al vecino en inglés utilizando esta traducción.

¡Ojalá! Poder viajar a Roma y disfrutar de su aroma…

Las traducciones del inglés al español también parecen ser problemáticas en cuanto a ortografía se refiere.

Uno de nuestros favoritos, ¿no os parece gracioso? Este incluso os dejamos que lo uséis con vuestros conocidos a modo de chiste, que queda muy resultón.

El que no oye es el traductor… las carcajadas al leer esta traducción.

¿No os parece increíble que confunda aroma con to Rome u oyó con or me y sin embargo sea capaz de identificar tu vieja con your mom? Grandes misterios sin resolver…

Ni siquiera el traductor está libre de caer en la malvada trampa de los false friends muahahahaha.

Confiar ciegamente en el traductor online puede hacer que no quede muy claro a que se dedica tu negocio. Para vuestra tranquilidad, se dieron cuenta del error y lo subsanaron, pero en internet todo queda guardado y siempre a sale a relucir en el momento menos esperado.

¿Acaso no es suficiente la ardua batalla entre los defensores de la tortilla con cebolla y los de la tortilla sin cebolla?

Pues como no nos ha quedado nada claro, llevad un paragüas por si acaso.

Y vosotros, ¿habéis sufrido alguna vez en primera persona alguna traducción automática desastrosa? Venga, ¡animaos y contádnosla en la sección de comentarios!

La ortografía tampoco es el punto fuerte de Trump.

Aunque los errores ortográficos y gramaticales de Trump ya son más que conocidos (recordad sino la carta que una profesora jubilada le devolvió corregida), en ocasiones sus fallos son o tan garrafales o tan notables o graciosos que merecen una mención especial.

El de hoy es uno de esos ejemplos. En uno de sus últimos tuits en respuesta al testimonio del pasado viernes del exdirector del FBI James Comey y continuando con su ataque a la investigación sobre su campaña presidencial de 2016, Trump cometió un error ortográfico no una sino dos veces. 

El error consiste en poner una c antes de la k en la expresión smoking gun, expresión muy común y muy utilizada por otro lado, por lo que cuesta creer que haya sido un desliz a la hora de teclear y además el autocorrector brilla por su ausencia.

Como cabía esperar internet se ha llenado de respuestas, chistes, memes… ya que Trump ha convertido de un plumazo una pistola humeante en una pistola de nido de abeja, sí, sí, ese frunce tan típico que todos hemos lucido en alguna prenda cuando eramos pequeños y que sigue siendo característico en la ropa de bebé.