Mantengan los niños al alcance de los libros

Una frase sencilla para reflejar una estupenda filosofía de vida. Leer tiene innumerables ventajas: te enriquece, te transporta a lugares y tiempos lejanos, enseña, mejora tu vocabulario, entretiene… y ¿qué mejor que compartir todo eso con los más pequeños?

Leer en alto a los niños, desde bebés, ayuda no sólo a crear este saludable hábito en ellos sino que los ayuda a desarrollarse como personas. Además, seguro que pasar un momento con tu/s hijo/s, sobrino/s, etc. te ayuda a crear un nuevo vínculo con ellos y os genererá muchos recuerdos bonitos que rememorar en el futuro.

No hace falta ser un experto en la materia, sólo buscar un rato, un momento, para compartir una buena lectura con ellos: ya sea leyéndoles en voz alta o, si ya empiezan a hacerlo por sí mismos, alentándoles a que sigan adelante, aclarándoles alguna duda que les pueda surgir por el camino, ayudándoles a escoger un buen libro de lectura…

Si todavía no lo habéis hecho, ¡desde aquí os animamos a que lo intentéis! Porque como dijo Jules Renard: “Cuánto más se lee, menos se imita”.

 

 

Deja un comentario